X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el metro cuadrado en la costa ilicitana, el más barato

Más demanda y más promociones: el mercado de la vivienda de costa, en auge en Arenales y La Marina

31/07/2018 - 

ELCHE. La recuperación del mercado inmobiliario es una realidad en la ciudad. Así lo atestiguan el incremento de las licencias de nueva vivienda concedidas en Elche durante el año pasado, o la creación de nuevas promotoras que prácticamente se ven cada semana en la ciudad, gracias al resurgimiento del sector. No obstante, las nuevas obras no llegan a la cantidad del boom inmobiliario, por lo que el sector crece con mayor cautela a nivel local. Con todo, las viviendas de la costa no han dejado de incrementarse —incluso durante la crisis— por el turismo, y La Marina y Arenales del Sol son la prueba.

Según la sociedad de tasación Tinsa, El 71% de los municipios de la costa incrementó su precio medio en el último año. De hecho, el mercado de vivienda vacacional en España se ha traducido en una aceleración de los precios. En este sentido, según analiza el informe de 2018 sobre este mercado, hay indicios de recuperación en la zona comprendida entre Alicante y Santa Pola, pero sobre todo, en las dos pedanías ilicitanas, donde las promociones han aumentado de una manera importante. Asimismo, con estos datos, la previsión es que el sector avance en su recuperación en los próximos meses, tanto por el contexto de mejora de la financiación como porque las zonas de mayor expansión, en lo que respecta a Elche, sobre todo Arenales del Sol, la gran cifra de promociones está teniendo una muy buena acogida.

Además, la mayoría de quienes están construyendo estos nuevos apartamentos o casas suelen ser promotores locales con fondos propios. Aunque la oferta predominante de vivienda vacacional en construcción son pisos en bloque abiertos, en urbanizaciones de calidad media-alta, hay un nivel medio de stock, asumible a largo plazo. De los dos tipos de viviendas adquiridas, nuevas y usadas, hay un equilibrio entre el alquiler y la compra. Por su parte, la compraventa está contribuyendo a reducir la sobreoferta, por lo que como se mencionaba anteriormente, las construcciones ahora llegan con un mayor análisis de las necesidades del mercado.

Los compradores españoles, de Elche y Madrid; en Arenales, extranjeros

Por otra parte, sobre, el tipo de demanda que tiene lugar, hay tanto clientela española como extranjera, esta última sobre todo con mayor peso en Arenales del Sol, puesto que además está orientado hacia ese público. Últimamente, con más demandantes de países del este y rusos. Entre los nacionales, destacan los compradores de Elche y los madrileños. Asimismo, también habla el informe sobre el mercado del suelo, y en lo que respecta a Elche, tanto en Arenales como en La Marina aún hay suelo finalista y se está promoviendo en gran medida, sin que se prevea una situación de escasez a medio plazo. Además, en los últimos meses se ha incrementado el precio del suelo en sendas partidas.

En datos más generales de la vivienda de costa ilicitana, ha habido una reducción del 2,9% del precio de metro cuadrado entre el primer trimestre de 2018 y el de 2017. Mientras que el año pasado el metro cuadrado estaba en los 876 euros —el más barato de la provincia—, en 2018 está en 851 euros. Con respecto a la variación de los máximos alcanzados, el precio se ha reducido casi en un 51% —la mayor de las poblaciones de costa, aunque en todas ha bajado—, lo que prueba el suelo que tocó la ciudad en plena crisis del ladrillo. En lo referente a la compraventa, la recuperación también es notoria: mientras que en total fueron 2.176 viviendas en 2016, en 2017 fueron 2.523 las operaciones, un 15,9% más. En el ejercicio pasado aumentaron tanto las ventas de vivienda nueva como de usada con respecto a 2016. En consecuencia, se incrementaron también las licencias de obra nueva —un 47%—, eso sí, más en la vivienda plurifamiliar; la unifamiliar descendió en 2017.


Noticias relacionadas

next