X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Marc Márquez acude a Sepang a sentenciar su cuarto título

Foto: Repsol Honda
26/10/2017 - 

MADRID (Europa Press). El piloto español Marc Márquez (Repsol Honda) buscará acabar con la emoción este fin de semana en el exigente Gran Premio de Malasia, donde espera proclamarse campeón del mundo de MotoGP por cuarta ocasión, una corona que tiene muy cerca tras su victoria en Australia y el fallo de su principal rival, el italiano Andrea Dovizioso (Ducati).

Todo hace indicar que el de Cervera reeditará su título en la categoría 'reina', el cuarto en cinco años, y el sexto en total tras los de 125cc y Moto2. El catalán está firmando un Mundial impecable, con pocos errores, y una excelsa regularidad tras el parón veraniego, con una única inquietud cuando su Honda falló en Silverstone.

Pero Márquez supo rehacerse en las siguientes citas con tres victorias y un segundo puesto, y llega a Sepang con 33 puntos de ventaja sobre un Dovizioso que no ha podido llegar bien colocado a este tramo final, lastrado por su malas carreras en MotorLand y, sobre todo, en Phillip Island, donde no pudo estar en la pelea de la mejor carrera del año y una de las más emocionantes y disputadas de los últimos años.

'Dovi' sólo pudo ser decimotercero en el trazado australiano donde el líder del campeonato realizó otro ejercicio de nivel para ganar con autoridad y afrontar los dos últimos Grandes Premios con bastante tranquilidad y sin la necesidad de tomar más riesgos de los necesarios de cara a evitar una caída que le podría complicar el panorama, aunque si esto pasa, siempre llegará por delante a la última cita del año.

La matemática favorece al pentacampeón del mundo y si sigue con su racha de las últimas carreras podría llegar al fin de fiesta en Cheste (Valencia) con todo solventado. Así, si es primero o segundo en Sepang le valdrá para ser campeón, mientras que a partir de ahí ya quedaría en manos de Dovizioso.

El italiano necesita prácticamente ganar sí o sí para tener alguna opción remota en la última carrera, y si es posible con algún fallo del piloto español. A favor del de Forlimpopoli está que en Sepang el año pasado conquistó su primera victoria con Ducati y que el trazado malayo favorece algo más a las condiciones de su Desmosedici. Además, aquí se proclamó campeón del mundo de 125cc.

Márquez, en cambio, no llega a un circuito con demasiados buenos recuerdos. En 2016 sólo pudo ser undécimo, mientras que en 2015 vivió uno de los momentos más complicados de su carrera tras su incidente con Valentino Rossi (Yamaha) y la presunta patada de este para derribarle, molesto por la actitud del de Cervera durante la carrera.

Estas dos últimas experiencias empañan las dos primeras visitas en la categoría 'reina', con una segunda plaza en 2013 y la victoria de 2014, mientras que su última comparación con 'Dovi' fue a principios de año en el tradicional test que acoge Sepang y donde le aventajó en apenas 47 milésimas, por lo que la batalla, con la siempre imprevisibilidad de la climatología de la zona, se presenta apasionante.

Rossi quiere apretar a Viñales

Además, también contarán una vez el resto de la parrilla, sobre todo las dos Yamaha y la otra Honda oficial de Dani Pedrosa. Valentino Rossi y Maverick Viñales completaron un positivo Gran Premio en Australia y secundaron en el podio a Márquez tras una dura 'batalla' con la Yamaha satélite de Johan Zarco.

Sin embargo, la tercera plaza del gerundense, su primer podio tras tres carreras sin lograrlo, no le bastó para llegar a Malasia con opciones para el título y a 50 puntos del líder se centrará en intentar ganar las dos citas que quedan, empezando por esta de Sepang donde dominó en la pretemporada, y aspirar a pelear por el subcampeonato, ahora mismo a 17 puntos en poder de 'Dovi'.

Por su parte, 'Il Dottore' volvió a estar delante en Phillip Island y tratará de apretar al máximo a su compañero para apurar sus opciones de terminar en el podio final del Mundial, para lo que debe remontar 40 puntos de desventaja. Su estado físico tras romperse la pierna hace casi dos meses se pondrá a prueba en una siempre dura prueba.

Finalmente, Dani Pedrosa intentará cerrar con buenas sensaciones una gira bastante esquiva con sólo cuatro puntos sumados en un trazado donde guarda buenos recuerdos como sus victorias en 2012, 2013 y 2015 y su primer título mundial, en 125cc, en 2003.

Noticias relacionadas

next