X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

cumplimiento del auto que paraliza el cambio del callejero

Manchan con pintura blanca las placas repuestas en la plaza de la División Azul

11/03/2017 - 

ALICANTE (EFE). Las dos polémicas placas que ayer fueron recolocadas para dar el nombre de una plaza de Alicante a la 'División Azul', en cumplimiento de un auto judicial a raíz de un recurso del PP sobre el modo de aplicar la Ley de Memoria Histórica, han amanecido hoy manchadas de pintura blanca. La de División Azul se ha convertido en la primera calle de Alicante alusiva al régimen franquista en ser repuesta de un total de 46 como consecuencia de la decisión de una jueza de la ciudad, que atendió un recurso del PP local por considerar irregular la aplicación que hizo de la Ley de la Memoria Histórica el tripartito municipal, formado por el PSPV-PSOE, Guanyar y Compromís.

El recurso se basó en que estos habían infringido algunos aspectos de la norma, como incluir cambios no justificados, entre ellos eliminar la plaza de Calvo Sotelo, y porque lo habían aprobado sin pasar por el pleno municipal. Aunque el equipo de gobierno ha presentado un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia valenciano, ayer comenzó a ejecutarse el auto que obligaba a paralizar cautelarmente el cambio de calles franquistas y a reponer provisionalmente las 46 que ya se habían eliminado del callejero hasta que se sustancie el fondo del asunto.

De esta manera, un operario quitó ayer la denominación de plaza de la Igualdad, que figuraba desde que se aplicó la Ley de la Memoria Histórica el pasado diciembre, y restituyó las placas de la División Azul. Del mismo modo, en las próximas semanas se repondrán las antiguas calles y plazas alusivas a la dictadura de Franco, muchas de antiguos comandantes, tenientes o capitanes del bando ganador que se cambiaron para honrar a personalidades de la cultura, de la sociedad y a mujeres con un papel relevante en la lucha por los derechos civiles, como Rosa Luxemburgo, Federica Montseny, estela Giménez, Clara Zetkin o Carmen Burgos.

Esta polémica se produce en una ciudad en la que muchos tienen aún presentes los estragos de la Guerra Civil ya que Alicante fue el último reducto del bando republicano y fue donde se produjo el bombardeo con más muertos de todo el conflicto (más que en Guernica), concretamente sobre el Mercado Central con más de 250 muertos (25 de mayo de 1938). A la recolocación, ayer, de las placas que durante décadas han estado en esta plaza que todo el mundo conoce como de la División Azul acudieron varias decenas de personas que pitaron y gritaron lemas como "esta placa la vamos a quitar", "dignidad", "fuera, fuera" o "vergüenza".

Noticias relacionadas

next