X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de agosto y se habla de PANORAMIS benidorm solvia alicante SERIES

hay obligaciones de más de 20.000 euros por propietario

Los vecinos pagarán la reparación del muro de la calle Pal de La Vila, sin titularidad reconocida

15/01/2018 - 

LA VILA JOIOSA. El Ayuntamiento de La Vila Joiosa ha girado el recibo a los vecinos de la calle Pal. Serán ellos los que se hagan cargo de  la reparación de la muralla de la zona. Un total de 267.827,69 euros que tendrán que hacer frente unos 50 propietarios, algunos de ellos por partida doble, y entre los que se encuentra el propio ayuntamiento de La Vila. Así lo refleja el decreto firmado por la concejalía de Urbanismo que maneja el edil Jaime Ramis, fechado el 9 de enero de 2018, y al que ha tenido acceso Alicante Plaza.

El Consistorio ha tomado esta medida, a pesar de la oposición de los vecinos, y sabiendo que aún no tiene reconocida ninguna titularidad este elemento arquitectónico, como así indicó el concejal del área a este diario. 

Además, tal y como recoge el decreto mencionado, los costes previstos en el proyecto, redactado por la Universidad de Alicante, "superan en gran medida a los costes previstos en la ejecución subsidiaria". Asimismo, asegura que a estos 267.827,69 euros hay que sumar los honorarios de los trabajadores, que supondrían otros 13.400 euros.

De esta manera, han notificado a los interesados estos hechos, a quienes les dan un plazo de 15 días para alegar y contestar al proyecto. Unas obligaciones que han caído como un jarro de agua fría a los vecinos, ya que algunos de ellos tienen que abonar más de 20.000 euros. Según refleja el escrito, la contribución se hace en porcentaje a la propiedad de cada uno.

Los vecinos se escudan en la contestación del Síndic de Greuges en 2015, quien recomendó que no se repercutiera este dinero a los propietarios hasta que no se aclarara cuál era la titularidad del muro en cuestión, tal y como ha podido comprobar este diario en la contestación del Síndic a la que ha tenido acceso. 

El problema está en la discrepancia del origen de este elemento arquitectónico. Para los vecinos, se trata de una muralla con siglos de historia e incluso declarada Bien de Interés Cultural (BIC), mientras que el Consistorio, apoyado por informes municipales y de la Universidad de Alicante, se trata tan solo de un simple muro.

Así, el muro estaba protegido y afectado por tres áreas: el Plan General de Ordenación Urbana, el catálogo de bienes y espacios protegidos del municipio, y como se decía, por ser BIC. Sin embargo, ahora proponen que se incluya en el ámbito del Plan Especial de Protección y Conservación de la Ciudad Histórica de La Vila y su Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos. Con lo cual, se aseguran la necesidad de reparar este espacio para asegurar la zona.

Noticias relacionadas

next