X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

descartan dos de las líneas de investigación iniciales

Los testigos descartan cambios de testamento y amenazas en Sudamérica a la viuda de Sala

18/04/2017 - 

ALICANTE (AP/EFE). Ni cambios en el testamento justo antes de su muerte el pasado diciembre, ni amenazas por sus negocios en Sudamérica. Los testigos que han comparecido hoy ante el juez que investiga el asesinato de Carmen Martínez, viuda del expresidente de la CAM Vicente Sala, han desmontado con sus testimonios dos de las hipótesis que se barajaron en los primeros compases de la investigación policial, que desembocó en febrero en la detención del yerno de la víctima, Miguel López, como sospechoso del crimen.

Así, una auxiliar de la notaría habitual de la víctima ha descartado hoy que Carmen Martínez tuviera intención de cambiar su testamento (en el que nombraba a su hijo varón heredero universal, también de la acción de oro, descontando la legítima que correspondía a sus tres hijas) antes de ser asesinada, según informa Efe citando fuentes próximas al caso. Así, según estas fuentes, la trabajadora ha contado que la víctima concertó poco antes de su muerte una cita, a la que iban a acudir ella o su hijo Vicente, para otorgar unos poderes a fin de pleitear por los impagos del alquiler de unas naves industriales propiedad de la familia Sala.

La auxiliar de la notaría que registró el testamento ha comparecido esta mañana en el Juzgado de Instrucción 7 de Alicante, que investiga el crimen, para declarar como testigo. También han prestado declaración en esta jornada un agente de la Policía Autonómica, un policía que intervino en la investigación y un directivo de Samar Internacional, la empresa matriz del grupo empresarial de la familia Sala Martínez que controlaba el negocio de los plásticos.

Precisamente el responsable de Samar, Fernando Meler, ha desmontado otra de las líneas de investigación que se barajaron, aún sin otorgarle demasiada credibilidad, en los primeros días tras el asesinato: la actuación de un sicario como consecuencia de los negocios de la multinacional en Latinoamérica. De esta forma, Meler ha asegurado no tener constancia de la existencia de amenazas o extorsiones relacionadas con los negocios que esta firma desarrolla en diferentes países de Latinoamérica y África.

En los diecisiete años que lleva trabajando para esta empresa jamás ha tenido conocimiento de situaciones de este tipo, ha dicho el testigo, y ha añadido que la actividad no resultaba polémica pese a que en cada país donde Samar estaba presente existía una empresa que competía en el mismo sector.

Por otro lado, el policía autonómico citado hoy ha confirmado que es amigo de la familia Sala Martínez desde hace muchos años y ha negado haber realizado gestión ni ejercido influencia alguna en la investigación de la Policía Nacional. Finalmente, un agente del grupo de Homicidios de la comisaría provincial de Alicante se ha ratificado en su intervención en las pesquisas.

María del Carmen Martínez falleció el pasado 9 de diciembre tras recibir dos disparos de arma corta en el lavadero de coches de un concesionario de su propiedad ubicado en Alicante, Novocar. Uno de sus yernos, Miguel López, fue detenido como presunto autor material del crimen el 8 de febrero, pero salió de prisión tras abonar una fianza de 150.000 euros el 20 de marzo siguiente.

Noticias relacionadas

next