X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

deloitte presenta su informe sobre residencial en provia

Los retos del sector inmobiliario: falta mano de obra cualificada y se agota el suelo finalista

18/04/2018 - 

ALICANTE. El escenario del sector inmobiliario actual empieza a reducir las posibilidades de los grandes fondos para actuar por libre, por lo que ahora buscan aliarse con promotores locales. Así lo aseguraron este martes en Alicante Gonzalo Gallego y Juan Ramón Rubio, de Deloitte, en la presentación del informe sobre el sector inmobiliario en 2018 de la consultora. "No vemos muchas posibilidades para los nuevos actores, porque su exigencia de capital es muy alta; es el momento del promotor local, que juega más a medio plazo", señala Gallego.

Los players del mercado inmobiliario español se han reducido tras la crisis de 901 a 420, según el informe, pero sigue siendo un sector muy fragmentado. "Los cinco mayores operadores copan solo el 6% del sector, mientras que en Francia ese porcentaje es del 42%, y del 39% en Inglaterra", señala el responsable de Real Estate en Alicante. A juicio de estos expertos, vamos hacia un proceso de concentración. En este contexto, "el fondo intenta trabajar con un socio local por su conocimiento". De forma que han pasado de "comprar carteras, o deudas, a financiar al promotor, en el momento de mayor liquidez de la historia". Los fondos, así, serían una alternativa a la banca para poner en marcha nuevas promociones, con un precio del capital de entre el 7 y el 12% en función de los objetivos, según Deloitte. 

Junto a la financiación, los grandes retos del sector pasan por la falta de suelo urbano, que empieza a agotarse (de modo que "empieza a cobrar más interés el suelo urbanizable"), en conjunción con una Administración "obsoleta en la gestión de la promoción inmobiliaria". De modo que quedarse sin suelo finalista es una posibilidad cada vez más real, junto con la escasez de promociones iniciadas en relación con el ritmo de las transacciones. Asimismo, otro gran problema es la "falta de mano de obra cualificada", que es lo que está elevando a juicio de la consultora (de forma pasajera, según Gallego) el precio de las promociones.

Otros retos que debe afrontar el sector son la aparición de un consumidor más informado, que valora más los elementos arquitectónicos y que provoca un proceso de postventa más complejo, o el hecho de que la industria está muy fragmentada y necesita acometer una concentración. En cuanto al futuro, Deloitte apuesta por ahondar en la digitalización, no solo a través del Big Data para realizar estudios de viabilidad, por ejemplo, sino también en los procesos constructivos. Asimismo, Gallego apuesta por una mayor colaboración entre las empresas: "Se puede competir en la diferenciación con el acabado del producto final, pero compartir la tecnología para diseñar el espacio". En este sentido, destacó el papel de asociaciones empresariales como Provia para facilitar este entendimiento.

Noticias relacionadas

next