X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 21 de octubre y se habla de altos cargos encuesta ap ELCHE elecciones 2019

crisis en la confluencia liderada por eu

Los problemas no acaban en Guanyar: el suplente de Domínguez y la batalla por la candidatura

19/05/2018 - 

ALICANTE. Guanyar se instala ya en un estado de crisis permanente. El anuncio de dimisión del concejal Víctor Domínguez tras la polémica por los pagos directos a un exmilitante de Esquerra Unida (EU) tampoco va a calmar las aguas en la confluencia política en el año que le queda de existencia. A corto plazo, la organización liderada por EU debe resolver la misma sucesión de Domínguez y despejar la toma de posesión del heredero de su acta. En principio, el puesto debería quedar cubierto por el número 7 de la lista con la que Guanyar acudió a las urnas en 2015. Como ya ha apuntado este diario, se trata de José Luis Berenguer, funcionario del Ayuntamiento de Alicante (ahora jubilado) que ejercía como técnico en la Concejalía de Participación Ciudadana, bajo la dirección de la edil Julia Angulo. Berenguer figuró en la lista ganadora de la asamblea para la elección del nuevo consejo político de EU, alineada en torno al excoordinador local José Antonio Fernández Cabello y a su máximo responsable actual, Luis Fernando Sevilla

Las fuentes de Guanyar consultadas señalaron que se esperaba que Berenguer asumiese la responsabilidad y que se convirtiese en sustituto de Domínguez. Ese era, al menos, el escenario más probable. Sin embargo, hasta este viernes no había ninguna certeza ni confirmación oficial al respecto. Si Berenguer renunciase, la lista correría hasta la número 8, Sahila Villar, criminóloga y activista social que entró en la candidatura como independiente y que ahora está completamente desvinculada de la plataforma electoral. Por ello, su posición es toda una incógnita. 

Si renunciase, la lista correría hasta el número 9, José Pazos, exasesor municipal de Guanyar que, en la asamblea del jueves, ya deslizó que no tomaría el acta. En ese caso, la decisión quedaría en manos de María José Capdepón (número 10), que entró en la candidatura por la cuota de Podemos y que ahora figura en la lista del aspirante a renovar mandato en ese partido, Pascual Pérez. Con todo, se confía en que Berenguer comunique su decisión durante la próxima semana, posiblemente el lunes. Por lo pronto, Domínguez comunicó el jueves que su intención era presentar su renuncia por escrito antes del próximo pleno, del 31 de mayo.

Solucionado ese primer dilema de la sucesión, seguirá sin resolverse la disputa abierta en el seno de Guanyar, en el seno de IU y en el seno del grupo municipal, en los que existen dos sensibilidades diferenciadas. La más visible es la del grupo municipal: entre los concejales afines a la dirección de EU y a la mesa de coordinación de Guanyar, Marisol Moreno, Daniel Simón y, a priori, el sustituto de Domínguez, y los alineados en torno al excoordinador local José Luis Romero y al propio portavoz municipal, Miguel Ángel Pavón, secundado por Julia Angulo. 

Esa división interna se puso de manifiesto en la misma asamblea del jueves: durante su intervención inicial en la que anunció su dimisión, Domínguez señaló que no se sentía respaldado por parte del grupo municipal, en alusión a Pavón; y éste tomó la palabra, después, para subrayar que consideraba necesario que Domínguez dimitiese en cumplimiento del mandato ético por el que se rige Guanyar. Este viernes, en declaraciones a Radio Alicante, abundó en ese mensaje crítico por los pagos directos a un simpatizante de Guanyar y militante de EU "que no se debieron haber producido" y agradeció la decisión de su renuncia.

En la misma asamblea de Guanyar del jueves, al menos uno de los asistentes llegó a plantear la posibilidad de que se promoviese el relevo de Pavón como portavoz por una supuesta pérdida de confianza al no haber respaldado a Domínguez. Lo cierto es que no es la primera vez que se especula con la posibilidad de su relevo, sin embargo, no parece un escenario que esté sobre la mesa.


Tras el verano, y en ese contexto de fractura interna, se activará el proceso para elegir al próximo candidato electoral de EU. Pavón ya ha anunciado públicamente a través de los medios de comunicación su intención de optar a liderar de nuevo la próxima lista. Le avala la experiencia. Por el momento, nadie se ha postulado como posible contrincante, aunque casi se da por hecho, dada las diferencias internas y el descrédito que -según fuentes de la organización- habría cosechado Pavón entre la militancia. "Pavón no es el de 2015", señalaron. Tampoco se han definido los términos concretos de ese proceso, ya que deberían quedar delimitados por la dirección federal de IU. En principio, se espera que se fije una votación interna en la que podrían participar tanto militantes (afiliados) como simpatizantes. Y ahí la disputa democrática se augura intensa. Hasta ahora, las votaciones en las últimas asambleas de Guanyar y de EU las ha ganado el sector que no comulga con Pavón, pero todo está completamente abierto.

Y una vez cerrado ese proceso, llegará el de la más que probable confluencia con Podemos. Según las fuentes consultadas, se augura otra batalla intensa por la formación de esa candidatura común y por la adscripción política de su cabeza de cartel. Todo parece indicar que las bases para armar esa alianza puedan llegar dictadas desde Madrid. Por lo pronto, Podemos se encuentra inmerso en pleno proceso de renovación de su Consejo Ciudadano Local con tres candidaturas en liza. Esa nueva dirección, que se conocerá a finales de junio, pilotará el proceso de elección de su propio candidato. No obstante, sea quien sea su alcaldable, el partido ya ha dejado claro que esta vez no cederá los puestos de salida a EU, como pasó en 2015.               

Noticias relacionadas

next