X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Los milagros con Nino sí existen

4/06/2018 - 

ELCHE. El día que Juan Francisco Martínez Modesto, Nino, se retire debe tener un monumento en el Martínez Valero. Es más, debe tener un busto al lado de la Dama de Elche en el mismo centro de la Glorieta. Su legado va más allá de sus goles, que no son pocos. Personifica al máximo los valores de este deporte: profesionalidad, esfuerzo y entrega. Los chavales del Sporting B se quedaron helados cuando ‘el de siempre’ hizo su trabajo.

Da igual en qué circunstancia esté el partido y cómo vaya el marcador, cuando el cañonero de Vera está sobre el césped los milagros sí existen. La victoria ante el Sporting B tuvo su nombre y apellidos. Él fue quién forjó un triunfo que puede ser clave en la eliminatoria, ya que hasta entonces las cosas no pintaban nada bien para los de Pacheta. El Sporting B fue el equipo que nadie quería ver en el Martínez Valero. Trabajados, sólidos, ordenados y con las ideas muy claras.

Pacheta avisó en la previa que no le gustaban los filiales y su temor se convirtió en realidad. Pero más que un filial parecía un equipo veterano forjado en mil batallas. Sabían dónde estar en cada momento, siempre se llevaban el rechace y fueron capaces de maniatar a los franjiverdes durante mucho tiempo. Lo mejor que se ha visto este año por el feudo franjiverde. El 0-1 se veía venir, sus aproximaciones eran pocas, pero con muchísimo peligro, hasta que el saco se rompió.

Pero ante las adversidades el Elche tiene una baza que muy pocos tienen, pólvora arriba, mucha pólvora. Pacheta fue valiente e hizo un ‘all-in’, apostando por todos sus puntas en el ataque y la jugada salió redonda. Cada minuto era una losa más para el Elche, que veía como sus opciones en la eliminatoria se reducían hasta que apareció el de siempre para dar un empujón enorme. El ‘rock&roll’ de Nino volvió a sonar con fuerza cuando remachó a puerta la gran dejada de Sory a centro de Josan.

El Martínez Valero reventó literalmente en el minuto 93. Las grandes historias siempre acaban con final feliz y la de Nino y su Elche todavía tienen capítulos apasionantes por escribir. De cabeza -sí, sí, de cabeza- llegó el delirio. Con el equipo ya a la desesperada, Flores colgó un centro brillante y Nino, el más listo de todos, aprovechó que los marcadores se fueron a placar a los más grandes para marcar otro soberbio gol.

Del pesimismo más preocupante a la ilusión más desbordante en cuestión de minutos. Las cosas del fútbol. El Elche tiene que marcar en la vuelta para poder llegar a la final, pero dado lo vivido hasta entonces parece difícil que no lo haga. Eso sí, a todos nos chirría que se juegue en Mareo y que ese mismo día se decida si el primer equipo del Sporting pueda subir o no. Mención a parte tiene los 14 partidos sin perder que Pacheta lleva en el Elche, eso da para otro extenso artículo. Se ha ganado a todos y lleva tres victorias en este ‘play-off’, ojo con eso.

Noticias relacionadas

next