X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de septiembre y se habla de perfecto palacio CEV alicante Turismo congresos benidorm

tendrán que hacer controles acústicos

Los locales de ocio de Elche podrán poner las barras en la calle cuatro días durante las fiestas patronales

9/07/2018 - 

ELCHE. Como cada año llega la época más esperada para gran parte de los ilicitanos, la semana de fiestas patronales de agosto, un periodo en el que la ciudad se llena de turistas, sobre todo en sus días fuertes, entre el 12 y el 14 de agosto. Unos días en los que el sector de ocio y la hostelería también se prepara para hacer su agosto, en lo que ya está trabajando de la mano de Aperturas. El principal cambio es que este año las barracas de los locales tendrán permiso para abrir un día más en la calle.

Tradicionalmente los pubs y otros locales de restauración y ocio han sacado sus propias barras a la calle, ocupando la tradicional zona de tascas y otros puntos neurálgicos del centro con barracas propias con barras y música durante la noche. Mientras que esto suele suceder los días 12,13 y 14 de agosto, el día de la Charanga, L’Albà y La Roà, respectivamente, este año Aperturas ha autorizado que se puedan sacar un día antes, el 11, ya que cae sábado. En cualquier caso, el número de barras será aproximadamente el mismo que el año pasado, unas veinte. Entre 16 y 22 estima el edil del área, Carlos Sánchez, casi todas localizadas en el centro.

No sólo eso, en lo referente a los propietarios, aunque tienen la ventaja de poder sacar su negocio a la calle durante un día más, como contrapartida, el Ayuntamiento aumentará el control. Tendrán que presentar un informe acústico realizado por un ingeniero para que la potencia de los decibelios no supere un determinado límite, una línea que se veía venir tras las quejas que ha habido tradicionalmente por estas barracas y por la contrariedad de los hosteleros a la nueva Ordenanza contra el ruido. En ella, el Consistorio ha sido más exigente por la presión de asociaciones vecinales contra el ruido en materia de controles, estudios y permisos.

Además, el concejal también pide para este año que en las calles se unifiquen los focos de sonido para reducir la cantidad y causar las menores molestias posibles al vecindario; es decir, compartir el equipo de sonido y los altavoces. Asimismo, como anualmente, estas barracas podrán cerrar a las 4:30 de la noche, salvo el 13 y el 14 de agosto, los días más importantes y de mayor afluencia, en los que podrán retirar las barras a las 6 de la madrugada. Por último, la concejalía concederá los permisos en función de la superficie y no atendiendo al número de mesas y sillas, otra novedad de este año. Como indica Sánchez, “pueden ocupar el máximo espacio pero manteniendo la accesibilidad, aunque haya más locales”. Eso sí, luego Emergencias condicionará qué espacios se pueden o no ocupar dependiendo del protocolo de seguridad.


Noticias relacionadas

next