X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

residencial velázquez 23, en pleno barrio de salamanca

Los fundadores de Goldcar activan su proyecto residencial en la esquina más cotizada de Madrid

28/03/2018 - 

ALICANTE. Los fundadores de Goldcar, los empresarios alicantinos Juan y Pedro Alcaraz, siguen avanzando en su apuesta por el sector inmobiliario tras salir definitivamente de la empresa de alquiler de vehículos sin conductor que fundaron a finales de los ochenta. El salto de los dos hermanos del transporte al ladrillo trascendió a finales de 2016, cuando su family office Aligrupo Global Services adquirió un antiguo edificio de oficinas en pleno barrio de Salamanca de Madrid, para reconvertirlo en un residencial de lujo. Y precisamente este es el proyecto que, un año y medio después de cerrar la compra, acaban de activar.

Los Alcaraz crearon la promotora Alibuilding II SL, participada al 100% por su family office, en julio de 2016, mientras perfilaban los detalles de la compra del edificio a Banco Ceiss (el bajo del inmueble había sido la sede de la oficina central de Caja España). El acuerdo se cerró en noviembre, con la intermediación de la consultora inmobiliaria Aguirre Newman, por un importe que fuentes del mercado situaron en el entorno de los 30 millones de euros. Ahora, la promotora se ha rebautizado como Alibuilding Velazquez 23 SL, tomando el nombre de la promoción que va a desarrollar. Así lo refleja el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) de Alicante este martes.

Los empresarios alicantinos han creado una docena de promotoras inmobiliarias que penden de su family office, tal como ha venido contando este diario. Tantas como proyectos inmobiliarios tienen en marcha o en fase de preparación. Los fundadores de Goldcar siguen así la estrategia clásica de otros muchos promotores alicantinos, que crean una promotora para cada proyecto concreto, de forma que ésta se liquida una vez que termina la comercialización. Progresivamente, todas estas promotoras, bautizadas originalmente con el nombre de Alibuilding seguido de un ordinal romano, han ido adoptando el nombre de los proyectos a impulsar: Alibuilding IV es ahora Calpe Beach, Alibuilding III se llama Denia Beach, y Alibuilding II ha pasado a conocerse con el nombre del residencial madrileño.

Velázquez 23 era uno los activos más emblemáticos de Banco Ceiss en la ciudad de Madrid, y está situado en uno de los ejes más codiciados para el desarrollo de producto residencial de gran calidad, a escasa distancia del Parque del Retiro y de todo el área de influencia comercial de marcas de lujo en la 'milla de oro' de la calle Serrano. La promoción diseñada por Aligrupo contempla la demolición de los interiores respetando la fachada, con la idea es construir viviendas 'premium' en sus cuatro plantas, y destinar el bajo a uso comercial. El inmueble cuenta con 2.548 metros cuadrados sobre rasante, 450 metros cuadrados de semisótano de uso comercial y dotación de aparcamiento interior.

Trajano Iberia Socimi: 4,4 millones de beneficio

El Borme de este martes refleja otro movimiento estratégico: los Alcaraz han convertido a su sociedad holding, la mercantil Alcor Sociedad Estratégica, en el administrador único del family office. Alcor es la empresa a través del cual los fundadores de Goldcar articulan sus diferentes inversiones en el sector. Así, esta sociedad es la que posee el 100% del capital de Aligrupo Global Services, que a su vez controla el capital de las distintas promotoras. Alcor es también el vehículo con el cual los alicantinos controlan el 10,55% de la socimi Trajano Iberia, dueña como ha contado Alicante Plaza de varios centros comerciales y edificios de oficinas en España y Portugal.

Precisamente, Trajano Iberia remitió este martes al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) su presentación de resultados de 2017, un ejercicio en el que obtuvo un beneficio de 4,43 millones de euros, según el hecho relevante. Presidida por el empresario sevillano José Moya Sanabria, la socimi de los fundadores de Goldcar obtuvo unos ingresos de 18,7 millones de euros, un ebitda de 12,6 millones, y un beneficio neto que supone un incremento del 42% respecto a 2016. No obstante, la previsión era de alcanzar los 5 millones de beneficio neto, por lo que finalmente se ha producido una desviación de más de medio millón sobre las previsiones.

Noticias relacionadas

next