X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Los consejeros piensan en la adjudicación directa y Garrido en que dimitan

La Audiencia Provincial puede provocar un vuelco a la actual situación si desestima el recurso del IVF contra el convenio de acreedores

6/02/2018 - 

ALICANTE. El Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) se dispone a declarar quebrada la subasta del derecho de crédito que mantiene contra la Fundación del Elche.

Como adelantaba ayer Alicante Plaza, la quiebra se anunciará formalmente el viernes, ante el incumplimiento del pliego por parte del adjudicatario, el club franjiverde. A partir de ese momento, se abrirá la puerta a una adjudicación directa del citado activo, pero por el precio mínimo (12 millones de euros, a pagar de manera aplazada) que se exigía en la subasta que ahora naufraga, además de la obligación de avalar el pago de los 4,1 millones de la ya famosa decisión de recuperación. 

Desde el consejo de administración del Elche no esconden que seguirán aspirando a hacerse con el derecho de crédito, si bien no está nada claro que su oferta se ajuste a las cantidades que aspirar a obtener el banco del Consell. Además, el club franjiverde sigue teniendo en el veto de la Liga de Fútbol Profesional a la compra un obstáculo a salvar.

Hacerse con la deuda de la Fundación no te convierte en dueño del Elche

Por lo que se refiere a José Miguel Garrido, el empresario madrileño que estando también interesado en hacerse con el derecho de crédito, declinó participar en una subasta que pronosticó que terminaría quebrada, no parece precisamente haber cambiado de opinión pero desde luego no valora comprar si el actual consejo (y el patronato de la Fundación) no le dan las llaves y se marchan.

No debemos olvidar que comprar la deuda de la Fundación (o adjudicársela en la subasta) no te convierte en dueño del Elche, por mucho que su pago esté garantizado con sus acciones (prenda) que representan el 54% del capital social del club. Esa garantía hay que lograr ejecutara y un patronato como el actual, afín a los intereses de José Sepulcre y sus compañeros de viaje, pondrá todas las trabas que pueda para evitar que esas acciones caigan en unas manos distintas de las suyas (aunque sea a través de terceros, como en la actualidad) o, como mal menor, las del banco del Consell (que no va a ejecutar la garantía y hacerse con las acciones porque eso supondría convertir al Elche en una empresa pública, algo políticamente inviable).

La Audiencia Provincial puede poner fin a todo lo anterior de manera abrupta

Existe una variable que puede dar un vuelco a toda la situación y además de manera definitiva: el convenio de acreedores del Elche está judicialmente suspendido, en lo que a la polémica ampliación de capital por compensación de créditos se refiere, al haber interpuesto un recurso ante la Audiencia Provincial el IVF que de llevarse a cabo esa ampliación resultaría perjudicado ya que el paquete de acciones que respalda el cobro de la deuda de la Fundación pasaría a tener un peso anecdótico...

En el momento en que se pronuncie la Audiencia, si lo hace estimando el recurso del banco del Consell seguiría todo como hasta ahora (aunque el Elche tendría que sacar adelante un nuevo convenio, con lo que eso supone a todos los niveles) pero si por el contrario lo desestima, habría vía libre para acometer la citada ampliación, convirtiéndose en el máximo accionista José Sepulcre, como titular que es (directa e indirectamente) de la mayor parte de la deuda que se canjearía por acciones y el derecho de crédito del IVF contra la Fundación, por el que hoy parece haber tanto interés, dejaría de tenerlo (la prenda ya no sería la llave que permitiría controlar el Elche).


Noticias relacionadas

next