X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Los API reclaman la intervención de las administraciones para evitar una nueva burbuja

30/05/2018 - 

ALICANTE. El Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (Coapi) de Alicante alerta de que se están repitiendo en los últimos meses muchos de los factores que llevaron a la anterior burbuja inmobiliaria, como la apertura indiscriminada de inmobiliarias y las hipotecas por encima del 80% del valor de las viviendas. Ante esta situación, los API piden a las administraciones que se empiece a tramitar de forma urgente una normativa específica sobre vivienda que evite una nueva burbuja y las nefastas consecuencias que trajo para miles de familias alicantinas.

"El ciclo inmobiliario ha vuelto a cambiar y se ha acelerado en los últimos meses. Esto se ha traducido en que vuelven a aparecer en la provincia inmobiliarias sin ningún tipo de control y que no ofrecen garantía alguna al consumidor, pues la Comunidad Valenciana aún no dispone de un registro de agentes inmobiliarios", afirma Marifé Esteso, presidenta del Colegio API de Alicante. En este sentido, recuerda que hay numerosos estudios y entidades que indican que Alicante es una de las provincias españolas donde se producen más compraventas de viviendas y este es uno de los motivos por lo que debería haber una regulación del sector para que el consumidor estuviera protegido y sólo los profesionales puedan tratar este producto, aportando todas las garantías.

Por todos estos motivos, desde el Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria se solicita la creación de forma urgente de un registro obligatorio de profesionales inmobiliarios en la Comunidad Valenciana, de forma que la proliferación de agencias inmobiliarias sin control de los últimos meses no vuelva a suponer un riesgo para los consumidores. "Necesitamos que, al igual que han hecho otras comunidades, este registro funcione pronto y sea obligatorio, de manera que cualquier persona que intermedie en la compra y venta de viviendas tenga elementos tan básicos como una oficina física donde poder reclamar o un Seguro de Responsabilidad Civil, así como los necesarios conocimientos para desarrollar la actividad", incide. Por otra parte, Marifé Esteso manifiesta que una nueva burbuja se puede evitar con un consumidor mucho más informado de sus derechos y del funcionamiento del mercado de la vivienda. Por ello, reclama que la legislación garantice una mayor transparencia al sector inmobiliario, regulando con precisión la información básica que hay que trasladar a los compradores y arrendatarios de viviendas.

Esteso cree necesaria "una intervención decidida para que no vuelva a repetir una situación traumática a nivel económico y social". De esta forma, los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria piden que la regulación del mercado financiero vinculado al mercado hipotecario sea mucho más transparente. Para ello, es fundamental que no se produzca una relajación de las condiciones de concesión de préstamos hipotecarios, a la vez que es necesario vigilar que la banca no otorgue financiación a proyectos en zonas sin demanda de vivienda nueva, sin el necesario número de preventas o en suelos sin licencia.

Noticias relacionadas

next