X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Las primeras unidades del nuevo Peugeot Rifter llegarán a España en agosto

Se fabrica en la plantas de PSA en Vigo y Mangualde (Portugal) y se venderán 20.000 unidades en España en un año

19/06/2018 - 

MÓNACO (Europa Press). Las primeras unidades del nuevo Peugeot Rifter llegarán a los concesionarios españoles durante el próximo mes de agosto, aunque no será hasta un mes más tarde cuando la firma francesa inicie la comercialización del modelo en más de 100 países de todo el mundo.

Peugeot, que ya acepta pedidos del Rifter, espera comercializar alrededor de 20.000 unidades de este modelo en el mercado nacional en un año natural, cifra similar a la que registró el Partner en 2017, según destacó la compañía del Grupo PSA.

La empresa gala destacó que la relación del Rifter con su gama de turismos es "evidente", gracias a su frontal "moderno" y "robusto" y que muestra el león en el centro de una calandra de estructura vertical, característica de los últimos lanzamientos de la marca.

El nuevo vehículo de Peugeot, que se fabricará en la plantas de PSA en Vigo y Mangualde (Portugal), presenta un capó corto y horizontal, una carrocería alta y voladizos cortos, al tiempo que las barras de techo se integran "plenamente" en el diseño. Por su parte, los bordes biselados, situados simétricamente en la parte delantera y trasera, dan forma a las puertas y a las superficies acristaladas.

En la zaga, las luces traseras dibujan las tres garras características de los vehículos de Peugeot, mientras que el paragolpes anguloso, además de ofrecer protección, da un aspecto robusto a la parte baja.

Construido sobre la nueva plataforma EMP2 del Grupo PSA, el nuevo Rifter muestra características propias de un todocamino, con distancia al suelo realzada, grandes ruedas, llantas diamantadas de 17 pulgadas, amplias molduras en la parte baja de las puertas y los pasos de ruedas y los paragolpes carenados tanto en el frontal como en la parte trasera.

De este modo, puede ser matriculado como un turismo, pese a que la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) contabilizará sus matriculaciones dentro del segmento de comerciales (segmento F). Peugeot aseguró que ya ha planteado en distintas ocasiones a la patronal española el que las ventas de este modelo se encuadren dentro del segmento C.

En el interior, equipa como principal novedad el Peugeot i-Cockpit, con volante compacto don dos zonas planas, pantalla táctil capacitiva de 8 pulgadas y un cuadro de instrumentos elevado, reforzado por cercos cromados y agujas rojas, y una pantalla en color.

Peugeot oferta el nuevo Rifter en dos versiones, de cinco y siete plazas, en cada una de las longitudes: estándar (4,40 metros) y larga (4,75 metros), además de con los acabados Access, Active, Allure y GT Line, que dispone de elementos específicos en color Negro Onyx, como el contorno de la calandra, las carcasas de los retrovisores, las barras del techo o algunos detalles en las molduras laterales. En un "futuro no muy lejano", habrá una variante con tracción a las cuatro ruedas.

El maletero dispone de un volumen de carga que va desde los 775 litros bajo bandeja de la versión estándar a los 4.000 litros bajo techo con los asientos abatidos en la versión larga.

El nuevo vehículo de la compañía francesa, disponible desde 17.800 euros hasta 21.220 euros, también puede circular por los caminos más marcados con el Advanced Grip Control, asociado a los neumáticos Michelin Latitude Tour Mud & Snow, y que permite al conductor gestionar la motricidad actuando sobre el deslizamiento de las ruedas de un modo continuo. Este sistema trabaja conjuntamente con el Hill Assist Descent Control, que mantiene automáticamente el vehículo a una velocidad óptima en pendientes pronunciadas.

Motores y tecnología

En gasolina, el motor 1.2 litros PureTech está disponible en dos versiones: PureTech 130 S&S, con caja de cambios automática de ocho velocidades EAT8 (que llegará en 2019), y PureTech 110 S&S, con caja de cambios manual de cinco velocidades.

Por su parte, en diésel, el propulsor 1.5 litros BlueHDi está disponible en tres potencias: BlueHDi 130 S&S, con caja de cambios manual de 6 velocidades o automática de ocho; BlueHDi 100 (también disponible en versión S&S de bajo consumo) y BlueHDi 75, ambos con caja de cambios manual de cinco velocidades.

La compañía gala no descarta lanzar al mercado una versión de propulsión alternativa en el futuro, aunque de momento no ha especificado si optará por la tecnología eléctrica, híbrida o híbrida enchufable.

En cuanto a tecnología, y dependiendo de la versión, puede contar con: freno de estacionamiento eléctrico, regulador de velocidad activo, sistema de reconocimiento de límites de velocidad, alerta activa de cambio involuntario de carril, alerta de atención de conductor, Active Safety Brake, control de estabilidad del remolque, encendido automático de las luces y cámara de marcha atrás, entre otro equipamiento.

La pantalla táctil de ocho pulgadas se completa con el sistema Mirror Screen, compatible con Mirror Link, Apple Carplay y Android Auto, mientras que la navegación 3D puede accionarse por voz.

Noticias relacionadas

next