X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

syriane capital absorbe a fly robin

Las dos antiguas sicavs de los dueños de Pikolinos se fusionan en una 'sicav abierta'

4/10/2018 - 

ALICANTE. Las dos sicavs que su día estuvieron dominadas por la familia Perán, fundadora de la conocida marca de calzado Pikolinos, se han fusionado en una sola: Syiriane Capital ha absorbido a Fly Robin, según se ha publicado este miércoles en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme). Según han explicado fuentes conocedoras de la operación, el resultado es una 'sicav abierta' en la que, al contrario que en otras muchas, no habrá un gran accionista y otros muchos pequeños, sino que los inversores son empresarios con pequeños patrimonios.

Las dos sicavs ilicitanas, gestionadas por Bankinter y asesoradas por la única agencia de valores autóctona de la Comunitat Valenciana, como es Gesem Asesoramiento Financiero AV, seguían una política de inversión similar, ya que se han utilizado como vehículo de la citada agencia para invertir, sobre todo, patrimonios inferiores a 300.000 euros. Así, no tenía sentido mantener dos sociedades diferenciadas para una misma política de inversiones, y se ha optado por la fusión. El proyecto ya se ha depositado en el Registro Mercantil, según el anuncio.

Antes de la fusión, al cierre del primer semestre del año, la sicav absorbente, Syiriane, tenía un patrimonio de 22,2 millones de euros (con 105 accionistas), según el informe semestral enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Un año antes, ese patrimonio era de 18,6 millones (con un accionista más). En cuanto a la absorbida, Fly Robin, tenía 3,5 millones de euros de patrimonio con 108 accionistas, frente a los 3,76 del año anterior (con 107 accionistas).

Tal como desveló este periódico en abril de 2017, los dueños de Pikolinos (Juan Perán, su esposa Rosario Bazán, y sus hijos Carolina, Rosana y Juan Manuel Péran) abandonaron estas dos sicavs ante la incertidumbre sobre el futuro de estos vehículos de inversión, por las dudas legislativas. Los cinco miembros de la familia Perán Bazán abandonaron los consejos de administración de las dos sicavs, que hasta entonces formaban en exclusiva, y retiraron sus inversiones. En lugar de cerrarlas, las dos sicavs siguieron vivas pero con otros accionistas de referencia, tal como publicaba este diario entonces. La salida de los Perán motivó también un cambio de nombre en las sociedades: FPB Invest se convirtió en Fly Robin, y Rosjucar Inversiones en Syriane Capital, que ahora ha absorbido a la primera.

Noticias relacionadas

next