X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 18 de febrero y se habla de RIBERA SALUD IVO CONSUM SERIES TELEVISIÓN

Negociación del presupuesto municipal de 2018

Las cuentas de Alicante: el PSOE se enfrenta a 92 enmiendas y suma el rechazo de Belmonte 

1/02/2018 - 

ALICANTE. Las espadas siguen en alto en la negociación sobre el presupuesto del Ayuntamiento de Alicante. Tres de los cuatro grupos de la oposición, PP, Guanyar y Ciudadanos (Cs), además de los dos concejales no adscritos, Fernando Sepulcre y Nerea Belmonte, registraron este miércoles sus enmiendas a la propuesta defendida por el equipo de Gobierno del PSOE con el propósito de modificar algunos de sus planteamientos. No se trata de un trámite baladí, ya que el PSOE sigue necesitando del respaldo de los cinco concejales de Guanyar para que su planificación económica prospere con más votos a favor que en contra y Guanyar ha supeditado ese apoyo a la admisión de sus correcciones. El grupo municipal de Compromís, por su parte, desistió de formular enmiendas, después de que la edil de Hacienda, Sofía Morales, accediese a reflejar sus aportaciones como compromisos políticos a realizar mediante modificaciones de crédito y la concertación de un préstamo para ejecutar inversiones.

En su conjunto, los tres grupos opositores y los dos concejales no adscritos registraron un total de 92 enmiendas que quedan sometidas al análisis de los técnicos de la Concejalía de Hacienda para su debate en comisión, el viernes de la próxima semana. El pleno, que en un principio se había previsto para el 14 de febrero, se celebrará finalmente un día después, el jueves 15. 

Ya es conocida la propuesta tramitada por el PP: una enmienda a la totalidad con presupuesto alternativo en el que se plantea la modificación o nueva creación de 176 partidas. Entre sus medidas, el PP destacó el impulso a un Plan de promoción del Empleo para favorecer que Alicante se sume al ritmo de recuperación económica del conjunto de la provincia, de la Comunitat y del país. En buena lógica, el PP ya tiene decidido su voto en contra de la propuesta del equipo de Gobierno, pase lo que pase con el conjunto de las enmiendas que se acepten. 

Cs, por su parte, registró un listado de 40 enmiendas en las que se incluyen 76 modificaciones. En ellas, según su portavoz municipal, Yaneth Giraldo, se incide en "la urgente necesidad de que se inicien los trabajos para la redacción de un nuevo Plan General visto que a fecha de hoy no se ha hecho absolutamente nada y ello no hace más que generar incertidumbre e inseguridad jurídica para los inversores". Cs propone una partida de más de 400.000 euros con el fin de poder contratar gabinetes interdisciplinares de expertos "y que se desatasque de una vez por todas este asunto que hipoteca por completo el futuro de la ciudad". Además, propone una partida de 60.000 euros "para hacer una auditoría externa de la contrata de la limpieza en toda regla, y que la misma sea supervisada por el interventor municipal". Otra de las enmiendas contempla 60.000 euros para programas de interculturalidad y formación de personas migradas en los barrios de la Zona Norte. "El PSOE ha tirado la casa por la ventana en este asunto en los barrios colindantes a Las Cigarreras, con cargo a fondos europeos, y con una polémica contratación con la Liga de la Educación; no entendemos que no se contemple la Zona Norte, que cuenta con el mayor índice de personas migradas", incidieron fuentes de Cs a través de un comunicado. 

Por último, destacaron otras propuestas como la readscripción de la Concejalía de Memoria Histórica en Cultura y asignación de 65.000 euros para mejoras en el Panteón de Guijarro; una partida específica de 87.000 euros para rehabilitación de fuentes históricas como la de Luceros; un partida de 100.000 euros para apoyo a personas en riesgo de desahucio; otra de 20.000 euros para la mejora del transporte con la Isla de Tabarca; otra de 28.000 euros para mejoras del Polideportivo Ciudad de Asís; otra de 50.000 euros para limpieza de cauces en las pedanías; otra de 80.000 euros para ayudas a emprendedores; y otra de 65.000 euros para la mejora de accesibilidad a los colegios públicos.

Como el PP, Cs también tiene decidido su voto negativo al presupuesto planteado por el PSOE, al margen de que sus propuestas acaben incorporándose. Su argumento es que no pueden respaldar una propuesta que deba desarrollar un alcalde involucrado en dos causas judiciales distintas: el presunto fraccionamiento de contratos del caso Comercio y el supuesto despido irregular de una interina, familiar del portavoz del PP, Luis Barcala

Guanyar, que sigue teniendo la llave de la aprobación de las cuentas, registró 44 enmiendas. Su portavoz municipal, Miguel Ángel Pavón, ya había anticipado que iba a plantear modificaciones que rebajasen la partida destinada al desarrollo de la EDUSI de Las Cigarreras para que se pudiesen desarrollar otras iniciativas de contenido social. Este miércoles, insistió en que "estos presupuestos no son los del extinto tripartito, aunque recojan algunas de nuestras propuestas". "La prueba es que hemos registrado 44 enmiendas al presupuesto y a la plantilla de 2018 a través de las que hemos hecho propuestas de gasto para cinco grandes áreas municipales: acción social, participación, cooperación e igualdad (10 enmiendas), urbanismo (13 enmiendas), cultura, memoria histórica y democrática, deportes y fiestas (7 enmiendas), turismo, medio ambiente e infraestructuras y mantenimiento (5 enmiendas), y recursos humanos (7 enmiendas)", precisó. 

Además, como también había anticipado, Guanyar registra otra enmienda sobre el capítulo de ingresos para un primer incremento de un 3% del IAE (240.000 euros) "que se equilibraría con la introducción de la máxima bonificación permitida en el IBI para inmuebles que cuenten con instalaciones para el aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar". La última enmienda, según Pavón, "es una denuncia tanto de la nula participación ciudadana en la elaboración del presupuesto como del incumplimiento del vigente reglamento de participación ciudadana".

La mayor parte de las enmiendas, según el líder de Guanyar, proponen "aumentar el gasto social, que queremos incrementar en casi 750.000 euros (bien en el propio presupuesto ordinario, bien a través de futuras modificaciones), así como recuperar e impulsar inversiones para distintos barrios, partidas y monumentos de la ciudad por valor de más de 6 millones, la mayoría a costa de futuras modificaciones presupuestarias en base a la concertación de préstamos, sin olvidar el dinero necesario para poder avanzar en la elaboración del Plan General Estructural (70.000 euros)". Sobre la reducción de las partidas dedicadas a la EDUSI, Pavón sostiene que se ha tratado de respetar al máximo, con una reducción de sólo 540.000 euros.

Guanyar registra, además, una enmienda para garantizar a los jóvenes contratados a través del Programa Avalem Joves Plus el suplemento salarial que les corresponde, aproximadamente 700.000 euros de los que casi la mitad, unos 335.000 euros, "proponemos que se detraigan del gasto del personal eventual al haberse reducido la plantilla de asesores tras la salida del gobierno de Guanyar y Compromís, así como varias enmiendas a la plantilla relativas a la Banda Municipal de Música, a los trabajadores sociales, al SPEIS, a la carrera profesional, al personal indefinido no fijo y a diversas reclasificaciones pendientes".

El edil no adscrito, Fernando Sepulcre (exconcejal de Cs), registró tres enmiendas, después de que, según indicó, ya se hayan admitido "todas las sugerencias que plantee durante las reuniones informativas previas". De hecho, la incorporación de sus aportaciones es la que le habría llevado a confirmar su voto favorable al presupuesto. Con su respaldo, la propuesta recabaría 10 votos a favor al añadirse a los seis del PSOE y a los tres de Compromís.

La Junta de Personal instaa al PSOE a negociar el respaldo político al presupuesto sin utilizar a los funcionarios como arma arrojadiza

No obstante, esa no es la posición que prevé adoptar la segunda concejal no adscrita, Nerea Belmonte. La exrepresentante de Guanyar registró cuatro enmiendas con la intención de que se redistribuyesen distintas partidas de forma equitativa en actuaciones para todas las Juntas de Distrito. Con todo, el sentido de su voto no dependerá de la admisión de sus aportaciones por parte del equipo de Gobierno, ya que, según precisó a Alicante Plaza, ya tendría decidido su rechazo a la propuesta. En esta línea, indicó que no iba a respaldar una propuesta que surgiese de un Gobierno con un alcalde imputado en dos causas judiciales distintas, "como tampoco he hecho cuando se han debatido las modificaciones de crédito sobre el presupuesto de 2017 que se han votado desde que trascendió la primera imputación", indicó. Con su voto en contra, el presupuesto del PSOE contaría con el rechazo de 14 concejales en una corporación de 29: los ocho del PP, los 5 de Cs y el de Belmonte. En el debate de presupuestos de 2017, Belmonte y Sepulcre se abstuvieron y permitieron que la planificación económica del todavía tripartito se aprobase. 

El debate sobre las cuentas municipales también sumó este miércoles la participación de los funcionarios, a través de un comunicado de la Junta de Personal, en el que respondieron a las declaraciones formuladas por el concejal de Personal, Carlos Giménez, después de que el presupuesto se aprobase en Junta de Gobierno (en una comparecencia en la que Morales previno del peligro de que no se pudiesen ejecutar inversiones), replicadas el martes a través de una circular remitida a toda la plantilla municipal. Tanto en sus declaraciones como en esa circular, Giménez venía a expresar el riesgo de que no se pudiesen aplicar las medidas reivindicadas por los sindicatos para mejorar las condiciones laborales de los empleados municipales, en el caso de que el presupuesto no se aprobase. En su comunicado, la Junta de Personal replicó que Giménez y el equipo de Gobierno debía dedicarse a negociar el respaldo político de las cuentas "sin utilizarnos a nosotros como arma arrojadiza". 

Noticias relacionadas

next