X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

REACCIONES A LA PRIMERA VISITA De UN presidente del gobierno AL AYUNTAMIENTO EN CERCA DE 20 AÑOS 

La visita de Rajoy consigue unir a toda la oposición de Alicante con reivindicaciones y plantes 

4/05/2018 - 

ALICANTE (AP/EP). La visita del presidente del Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy, al Ayuntamiento de Alicante, este sábado, ha tenido ya una primera consecuencia política objetiva: la unión de los cuatro grupos de la oposición, PSOE, Guanyar, Ciudadanos y Compromís, que no han dudado en lanzar sus mensajes de reivindicación y de protesta con motivo del acto protocolario. Todos han aprovechado para exigir atención real del jefe del Ejecutivo sobre las necesidades de Alicante, para que su presencia en la capital de la quinta provincia del país no se limite a ser lo que vienen considerando como un gesto partidista que se materializa 16 días después de que el PP haya recuperado la Alcaldía de la ciudad, tras el fallido intento de la izquierda para sumar los 15 votos que resultaban necesarios para investir a la socialista Eva Montesinos; un fracaso al que contribuyó el voto en blanco de la concejal tránsfuga Nerea Belmonte, el voto nulo del segundo edil no adscrito, Fernando Sepulcre, y el voto de los cinco ediles de Ciudadanos a su líder municipal, Yaneth Giraldo.         

El PSOE se ha encargado de abrir brecha frente a la primera visita institucional de un presidente del Gobierno al Ayuntamiento en los últimos 20 años con un comunicado en el que ha exigido al PP que traslade a Rajoy, la "necesidad" de recuperar el proyecto de conexión ferroviaria entre Alicante y Elche con el trazado paralelo a la Vía Parque, en lugar de desviar el tráfico ferroviario por la costa.

"Realizar la conexión de esa forma supondría condenar para siempre el litoral sur de la ciudad", ha advertido su portavoz, Eva Montesinos. Los socialistas han explicado que el pasado mes de diciembre, el Ministerio de Fomento, incluyó en un plan de obras la realización de una pequeña variante de la línea ferroviaria entre Alicante y Elche con el fin de acceder al aeropuerto desde ambos municipios. Aunque desde el Ministerio se insiste en calificar la obra de provisional, "todos sabemos lo que sucederá si finalmente realizan la conexión por la costa, se convertirá en definitivo y el impacto para nuestra ciudad será terrible".

A juicio de Montesinos, la "única justificación" para apostar por este trazado es "económica" y ante ello, desde el grupo municipal han reclamado a Rajoy "que demuestre su compromiso con Alicante recuperando el proyecto que se quedó en la mesa del Consejo de Ministros en el año 2011, un proyecto ya concluido que podría ponerse en marcha de forma inmediata dando servicios a todos los usuarios del aeropuerto sin suponer un nuevo sacrificio para la ciudadanía".

"Desde el PSOE siempre hemos intentado separar las instituciones de los partidos políticos, algo que no sabe hacer el Partido Popular, pero si el presidente del Gobierno decide hacer turismo partidista, no podemos evitar pedirle que al menos se interese por los problemas reales de la ciudad, antes de asistir al encuentro con sus afiliados", ha continuado. Por último, la edil socialista ha señalado que si algo pone de manifiesto la visita de Rajoy es que para el PP "el fin siempre justifica los medios y a nadie le importa el coste asumido para llegar a la Alcaldía".

En segundo término, el portavoz del grupo municipal de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, ha anunciado que ninguno de los cinco ediles de su formación asistirá al acto organizado por el "ilegítimo minigobierno" del PP este sábado, 5 de mayo, en el que el presidente del Gobierno firmará en el libro de honor del Ayuntamiento de Alicante. En un comunicado, Pavón, ha tachado de "provocación y burla en toda regla" a la ciudadanía de Alicante que el alcalde, el popular Luis Barcala, y Rajoy pretendan "celebrar así, firmando en el Libro de Honor, el deshonor y la vergüenza del Belmontazo, por no hablar de la igualmente vergonzosa marginación que sufre Alicante en los presupuestos generales del Estado". "Ningún concejal ni concejala de Guanyar Alacant vamos a asistir mañana al acto que el ilegítimo minigobierno del PP ha organizado para que Rajoy firme, en el patio central de Alcaldía, en el Libro de Honor del Ayuntamiento de Alicante", ha señalado Pavón.

A su juicio, la visita de Rajoy tiene "un tufo partidista más que evidente y es un verdadero escándalo que el presidente del PP venga a Alicante a avalar que su partido, una vez más, consigue gobiernos gracias al transfuguismo, como ya vimos en Benidorm con el 'marujazo' o en la Comunidad de Madrid con el 'tamayazo'". No obstante, ha indicado que "los concejales y las concejalas de Guanyar Alacant estaremos en la calle en las protestas que puedan convocarse".

En tercer lugar, la portavoz de Ciudadanos (Cs), Yaneth Giraldo, ha señalado que la ciudad "no puede" situarse a "la cola de las grandes inversiones" del Estado, por lo que ha reclamado al presidente del PP y del Gobierno, Mariano Rajoy, que se implique "más" en las cuestiones "esenciales" para la ciudad.

En un comunicado, Giraldo ha lamentado que "mucho nos tememos" se produzca "en clave interna del PP" y con el "solo propósito de reforzar a Luis Barcala como próximo candidato del PP a la Alcaldía, para lo cual no era preciso tanto boato, como la recepción oficial en la Casa Consistorial". "Si el presidente del Gobierno tiene realmente interés por Alicante lo que debería hacer es implicarse más en cuestiones tan esenciales como la ejecución del parque central de Renfe, una actuación que depende en buena medida del Estado, a través de Adif, y que está pendiente desde hace casi dos décadas", ha manifestado.

La también portavoz provincial de Cs ha sostenido que la visita de Rajoy es una "mera operación de marketing político, un intento de apuntalar a un partido, el PP, acorralado por los casos de corrupción tanto en la capital, en la provincia y en la Comunitat Valenciana". Según ha opinado, el PP pretende hacer ver "una realidad que realmente no existe ya que no han hecho absolutamente nada para expiar sus líos judiciales tanto del pasado como del presente", y ha recordado que la semana que viene "sin ir más lejos se sienta en el banquillo un exalcalde de Alicante -Luis Díaz Alperi-, mientras que en la Diputación el PP está albur de sus imputados y condenados". Giraldo también ha subrayado "asuntos como el de la trama del PGOU en Alicante o la de las basuras en la Vega Baja, dos ramales del llamado caso Brugal".

Por último, el portavoz municipal de Compromís, Natxo Bellido, ha advertido que sería de "poca vergüenza" que la visita de Rajoy a la ciudad "no sirviera para hacer un anuncio en el sentido de mejorar las inversiones en la ciudad y en las comarcas". "Que la visita de Rajoy fuera solo por intereses partidistas para celebrar un gol de penalti, injusto y en el último minuto", ha manifestado Bellido en referencia a la investidura de Barcala.

En una comparecencia pública -junto al diputado nacional Ignasi Candela para presentar las enmiendas de Compromís para Alicante al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE)- Bellido ha confiado en que la visita de Rajoy sirva "de algo" y que sea para "replantearse los Presupuestos en el conjunto del territorio valenciano y en especial en las comarcas de Alicante", que según ha mantenido son un "25% peores" a las cifras del año pasado. Por ello, el portavoz de Compromís ha anunciado que la coalición votará "cualquier" enmienda parcial a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 que beneficien a Alicante.

Preguntado sobre las críticas del PP sobre la gestión municipal heredada, Natxo Bellido que el Plan de Ajuste, al que está sometido hasta 2022 el consistorio alicantino, es un "motivo de alivio" para el equipo de Gobierno 'popular' porque les hace "más complicado" volver a "enviar el ayuntamiento a la deriva".

Ha dicho que ya se sabe "lo competentes que son Luis Barcala -alcalde-, y Carlos Castillo -concejal de Hacienda-, porque estaban en la Corporación municipal a la que pusieron el Plan de Ajuste". Por ello, ha manifestado que el PP "necesita estar tutelado y controlado" porque son los "culpables" y "responsables" del plan. "Ahora bien, eso para la ciudad es terrible, por lo que significa a nivel económico, pero también a nivel democrático, político y simbólico", ha señalado y ha afirmado que Alicante "no quiere" y "no se merece" la "tutela de nadie".

Así, ha defendido que Compromís, dentro del tripartito que conformó con PSPV y Guanyar Alacant hasta el pasado noviembre, demostró que sabe "gestionar" al pasar de un ayuntamiento "al borde de la ruina a un ayuntamiento saneado en todos sus términos". Y en ese sentido, ha confiado que mañana sábado el presidente del PP y del Gobierno, Mariano Rajoy, anuncie en su visita a la ciudad que "se abre una negociación" con el Ministerio de Hacienda para permitir "lo mismo que se le permitió en 2014 al Ayuntamiento de Madrid, gobernado por los suyos; solo pedimos lo mismo". "Si no, su visita tendrá poco sentido, al menos para la inmensa mayoría de alicantinos", ha afirmado.  

Noticias relacionadas

next