X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

por 2 millones de euros

La UA adjudica a OHL la urbanización de la segunda fase de su parque científico

17/09/2017 - 

ALICANTE. Uno de los gigantes del sector, OHL, será finalmente el encargado de terminar la urbanización del nuevo parque científico de la Universidad de Alicante (UA), situado al otro lado de la autovía A-77 y unido al campus original. La primera fase de la urbanización, el anillo de 160.000 metros cuadrados que rodea el polígono, lo llevó a cabo Dragados por 3,6 millones de euros, tal como ha contado Alicante Plaza. Ahora, otro de los grandes del sector será el encargado de terminar las obras.

Según el anuncio de adjudicación, OHL presentó la mejor oferta económica para la universidad: 2 millones de euros justos, impuestos incluidos, frente a un precio de partida para la licitación de 3,1 millones. La oferta económica aportaba el 55% de la puntuación, mientras que las mejoras introducidas al proyecto en relación con la eficiencia y la sostenibilidad, y la reducción de plazos, suponían el otro 45. La multinacional que preside Juan Villar Mir mejoró al resto de aspirantes, un total de 15, en todos los apartados, según la resolución.

Tal como avanzó este diario, fueron un total de 16 empresas constructoras las que se interesaron por el proyecto para urbanizar la segunda fase de la ampliación de la Universidad de Alicante. Entre las empresas que pujaban por hacerse con este proyecto destacan los gigantes del sector, habituales de este tipo de concursos, pero también varias de las empresas alicantinas y valencianas más conocidas que trabajan habitualmente en la obra civil. De esta forma, a la UA llegaron ofertas de Dragados, Acciona, Ferrovial, Probisa, Constructora San José o Elecnor, entre otras. Entre las empresas alicantinas figuraba el controvertido empresario Enrique Ortiz (a través de su sociedad Tizor Hormigones y Asfaltos); la constructora CHM Obras e Infraestruturas; o Vías y Construcciones. También llegaron ofertas de la valenciana Pavasal, las murcianas Serrano Aznar y Sarco, la extremeña Joca o la UTE entre las alicantinas Involucra y Tyosa, por un lado, y la alianza alicantino-castellonense entre Sigma Infraestructuras y Becsa por otro.

La Universidad de Alicante terminó en diciembre las obras de la primera fase de urbanización de esta ampliación, y adjudicó el vial que unirá este verano el campus original con el parque científico levantado al otro lado de la autovía A-77, donde funcionan ya 12 edificios destinados a la investigación y la innovación, y está previsto uno nuevo de 30.000 metros cuadrados que se utilizará como incubadora de proyectos emprendedores. La primera fase de urbanización, adjudicada a Dragados por 3,6 millones de euros, consistió en un anillo de 160.000 metros cuadrados que une a todos los edificios. Según el anuncio de licitación, el proyecto tiene un plazo de ejecución de ocho meses.

Mientras, el parque científico viene funcionando desde hace meses pese al estado provisional de las instalaciones, y ya ha superado la decena de empresas instaladas en esta zona, y creadas en el seno de la propia UA. La última que ha puesto en marcha la Fundación Parque Científico de Alicante, a principios de verano, es una nueva empresa de biotecnología, Bioithas SL, centrada en el desarrollo de nuevas dianas terapéuticas para enfermedades inflamatorias sistémicas y de órganos específicos, basadas en el estudio de las características de la microbiota, microrganismos que se encuentran en el cuerpo humano.

Noticias relacionadas

next