X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 18 de febrero y se habla de alicante EU encuesta electoral encuesta alicante

compromiso de climent con ibiae; el conseller mediará con iberdrola

La subestación que estrangula la industria de Castalla estará terminada este verano

3/02/2018 - 

ALICANTE. Los empresarios de la Foia de Castalla empiezan a ver la luz al final túnel, nunca mejor dicho. La subestación eléctrica de la Bastá, la controvertida instalación cuya ausencia estrangula desde hace doce años el crecimiento industrial de la zona, con un polígono vacío (el de la Bastá) a la espera de que haya potencia que contratar, será una realidad en seis meses. Así lo trasladó este jueves el conseller de Economía, Rafa Climent, a la asociación empresarial de Ibi y la Foia de Castalla, Ibiae, en una reunión a la que también asistieron los alcaldes de la zona.

Iberdrola, que es la empresa que construye la instalación (inicialmente estaba previsto que la hiciese Red Eléctrica Española), comenzó las obras en mayo del pasado año, con una década de retraso. Como ha contado este diario, la complejidad técnica del proyecto obligó a sacarlo de la planificación nacional de REE en 2012, y en 2015 se volvió a incluir con modificaciones: dos subestaciones de menor potencia (una de ellas a cargo de Iberdrola) en lugar de una construida por la empresa estatal. 

Los empresarios de la zona, a pesar del inicio de las obras, siguen preocupados sobre los plazos para poder contratar enganches, así como por la incertidumbre sobre el precio que tendrán que pagar por la potencia. La patronal de la Foia insiste en que todavía desconoce cuánto costará a los empresarios esta infraestructura, qué parte sufragarán aquellas industrias que amplíen sus instalaciones o deseen implantarse en este territorio, y qué pagará el Estado. En definitiva, qué costes serán susceptibles de ser repercutidos a las empresas que soliciten energía.

Estas cuestiones se abordaron con el conseller, que se comprometió a trasladarlas a la empresa que ejecuta las obras. El conseller mostró su "firme voluntad y compromiso de preguntar a Iberdrola sobre todas estas inquietudes que preocupan y mucho a los empresarios de la comarca", según Ibiae. "En cuanto tenga una respuesta a estos interrogantes, nos informará". De igual modo, el conseller garantizó que en verano de 2018 estará finalizada, y que "inmediatamente comenzará las gestiones para la segunda subestación".

El director de la Asociación de Empresarios de Ibi y Comarca, Héctor Torrente, estuvo acompañado en la reunión por los alcaldes de Castalla, Onil y Tibi – Antonio Bernabeu, Humi Guill y Juan José Ballester, respectivamente–, así como el edil de Urbanismo de Ibi, Santi Cózar. En el encuentro participaron también técnicos de la Conselleria.

Noticias relacionadas

next