X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

visita del conseller y de ibiae a las obras de la bastá

La subestación podrá suministrar energía al nuevo polígono de Castalla en agosto

11/04/2018 - 

ALICANTE. La subestación eléctrica ST Bastá, en la localidad alicantina de Castalla, estará operativa el próximo mes de agosto, cuando podrá comenzar a suministrar energía al nuevo polígono industrial de la localidad de la Montaña. La ausencia de esta instalación eléctrica ha estrangulado durante una década el crecimiento industrial de la zona, con varias empresas esperando a instalarse en el polígono de La Bastá, y sin poder obtener licencia municipal al no haber potencia eléctrica.

Como ha venido contando este diario, tras 12 años de reivindicaciones, la Generalitat aprobó la modificación del proyecto (la división de la subestación original en dos con la mitad de potencia) e Iberdrola inició las obras en mayo de 2017. La Conselleria de Economía se había comprometido a que la nueva subestación entrase en funcionamiento este verano, y finalmente parece que se cumplirán los plazos: según anunciaron ayer los representantes de la eléctrica durante una visita a las obras, La Bastá podría empezar a suministrar electricidad el próximo agosto.

El conseller de Economía, Rafa Climent, visitó este martes las obras junto con la directora del Ivace, Júlia Company, alcaldes de la zona, representantes de la patronal comarcal Ibiae y de la empresa eléctrica. Las obras de la subestación, cuya inversión asciende a 5,5 millones de euros, estarán terminadas en junio, según indicó Climent en un comunicado al término de la visita. El conseller mostró su satisfacción y subrayó que "la necesaria ampliación de la potencia eléctrica de la zona para permitir el desarrollo industrial de la Foia de Castalla, fue uno de los primeros compromisos y objetivos que nos marcamos".

El comunicado reivindica la gestión personal del conseller para desencallar y agilizar al máximo el proyecto, paralizado desde 2012. En ese año, Red Eléctrica Española (REE) lo sacó de la planificación nacional para cambiar el proyecto (inicialmente había que soterrar el tendido hasta Villena), y lo volvió a incluir en la actual. No obstante, para agilizar su construcción, se decidió dividir el proyecto en dos subestaciones, y adjudicar a Iberdrola la construcción de la primera. 

El proyecto de la segunda subestación

Con el objetivo de evitar complicaciones técnicas y medioambientales, así como de reducir los costes económicos, se acordó la construcción de dos subestaciones eléctricas, denominadas ST Castalla, de 220 kV, y ST Bastá (antigua ST Castalla), de 132 kV. En este sentido, se sigue avanzando en la tramitación de la subestación Castalla entre la CV-811 y la CV-80, consensuando aspectos de implantación con Iberdrola y REE. A este respecto, el titular de Economía destacó que el proyecto de dicha subestación, que permitirá solucionar la saturación eléctrica de la zona a largo plazo, ya está en la Conselleria de Economía.

Hasta la fecha, la Foia de Castalla se provee de la subestación eléctrica de Ibi. En los últimos años, el elevado crecimiento de la demanda eléctrica asociado fundamentalmente al sector industrial, ha provocado problemas de saturación, lo que obliga a tener que construir nuevas infraestructuras eléctricas dotándolas de mayor capacidad y dar así dar respuesta a la saturación existente y la falta de potencia suficiente en la alimentación eléctrica. A juicio de Climent, "se trata de un proyecto vital para el desarrollo industrial ante la situación actual de saturación y la falta de potencia suficiente en la alimentación eléctrica".

Despejada la incertidumbre de los plazos, que podría favorecer la concesión de licencias a empresas para instalarse en la zona, queda por resolver la cuestión del coste del enganche. En Ibiae siguen temiendo que, al ser Iberdrola la dueña de la subestación, y no REE, se dispare el coste por la potencia contratada, al tener que amortizar la construcción con la tarifa. Los responsables de la asociación empresarial de la Foia de Castalla ya han trasladado su inquietud tanto a la eléctrica como al conseller, que se ofreció a mediar con la empresa para solucionarlo.

Noticias relacionadas

next