X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 24 de mayo y se habla de benidorm operación erial eduardo zaplana la vila joiosa

rechazo al acuerdo autonómico sobre los 38 festivos de apertura

La resistencia al pacto del Comercio 'se crece' en Alicante: marcha, apagón y protesta en el consejo

30/01/2018 - 

ALICANTE. Ni el acuerdo de los operadores del sector alcanzado en el Observatorio de Comercio, ni el respaldo político a la Proposición de Ley que se espera aprobar en el pleno de les Corts, entre el 7 y el 8 de febrero, han conseguido aplacar el rechazo de sindicatos, comerciantes y formaciones políticas de Alicante contra la nueva regulación de las aperturas en domingo; un régimen que establece 38 festivos hábiles para el comercio en los municipios de la Comunitat que ya dispongan de una Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT) en vigor.

Ese movimiento de resistencia 100% alicantino formado desde los tres ámbitos mencionados está decidido a expresar su frontal oposición a ese acuerdo y pretende hacerse oír este mismo miércoles en tres frentes distintos. El primer movimiento trascendió la semana pasada. Se trata del desarrollo de una protesta ante la sede de la Delegación del Consell en Alicante (la conocida como la Casa de las Brujas). La convocatoria corre a cargo de los dos sindicatos con mayor implantación social, CCOO y UGT, que se desmarcaron de la firma del acuerdo autonómico.

Las dos organizaciones se oponen a la extensión de los domingos de apertura (en Alicante, se pasaría de los 22 que rigen en la actualidad a 38) al considerar que conlleva "un deterioro inaceptable de las condiciones de trabajo y de vida" de los empleados del sector. Y en esa posición han sumado el respaldo de las agrupaciones locales de Podemos y de EU, además del grupo municipal de Guanyar (la plataforma electoral encabezada por EU). Los dos partidos han confirmado su participación en ese acto reivindicativo al compartir el análisis sobre sus implicaciones: a grandes rasgos, subrayan el impacto sobre el pequeño comercio, la precariedad laboral y las mayores complicaciones para la conciliación.

Compromís, por su parte, volvió a manifestar este sábado -a través de un comunicado- su comprensión respecto a la posición de los sindicatos al compartir que no se trata del mejor acuerdo posible para la ciudad de Alicante, donde ya existe una regulación estacional "mucho más equilibrada entre los intereses de las grandes superficies comerciales y el comercio de ciudad", además de para los propios trabajadores del sector. En esta línea, su portavoz municipal y secretario local, Natxo Bellido, emplazó a sindicatos y colectivos de comerciantes a trabajar para plantear una propuesta "más restrictiva en cuanto a días de apertura que pueda ser presentada y votada en el Consejo Local de Comercio". Se trata de una posibilidad contemplada en el propio acuerdo autonómico. Ahora bien, para que esa propuesta prospere y pueda ser admitida por parte de la Conselleria de Economía, que dirige Rafa Climent (Compromís) y por la Dirección General de Comercio, que coordina Natxo Costa (Compromís), debe contar con el respaldo de todos los operadores del sector en el ámbito local.

Compromís reconoce -en ese mismo comunicado- la dificultad de alcanzar ese acuerdo local, pero conmina a intentarlo para que el Consell tenga en cuenta la posición de Alicante. Además, lamenta que el alcalde, el socialista Gabriel Echávarri, no haya intentado ese acuerdo local alternativo y que se haya "situado claramente a favor de los intereses de uno de los operadores comerciales" y "olvidando su obligación política e institucional de atender los intereses generales de la ciudad".

Eso sí, en principio, la coalición no se sumará a la concentración convocada por los sindicatos frente a un acuerdo alcanzado por sus representantes autonómicos en una negociación de más de dos años. Tampoco se espera la presencia del otro pivote del Consell, el PSPV-PSOE, pese a que tanto a nivel institucional, desde el equipo de Gobierno, como desde la agrupación local, se considera que esa nueva regulación no es la mejor para Alicante y que la ciudad debería de poder tomar sus propias decisiones sobre la materia.

Por lo pronto, en esa concentración tampoco se espera la participación de PP ni de Ciudadanos (Cs). El partido de Albert Rivera, de hecho, sumó su firma a las de PSPV y Compromís para registrar la Proposición de Ley en les Corts y, salvo sorpresa, se espera que sus nueve diputados le presten el apoyo determinante para que quede aprobada por mayoría (51 votos en una cámara de 99).


El segundo movimiento de esa resistencia se desarrollará, precisamente, en el Consejo Local de Comercio de carácter extraordinario convocado para este mismo miércoles: los representantes de CCOO y UGT en ese foro consultivo prevén expresar su protesta con la lectura del mismo manifiesto que se podrá escuchar ante la Delegación del Consell. Con todo, según fuentes sindicales consultadas, su rechazo no quedará ahí, ya que sí se pretende abrir contactos para elevar una nueva propuesta de regulación ante el próximo consejo local que se convoque con carácter ordinario (en el que, según las fuentes consultadas, sí podrían plantear iniciativas).

El tercer movimiento y, por ahora, último, vendrá de la mano de los propios minoristas locales, también este mismo miércoles. Las asociaciones de comerciantes agrupadas en el Colectivo por Alicante prevén llevar a cabo un apagón de las luces de sus establecimientos, entre las 19:30 y las 20:00 horas, en señal de protesta frente a la nueva regulación de las aperturas en domingo. Todo, al margen de otras fórmulas de protesta, como las ya anunciadas por la Federación de Pymes de la provincia (Facpyme): un voto de castigo en las próximas elecciones autonómicas para los partidos que respalden la nueva regulación de horarios comerciales.    

Noticias relacionadas

next