X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

de solvia-edigover, obranueva.com y ayasofia inversiones

La recuperación del ladrillo se traslada al Mercado: tres nuevos residenciales en 100 metros

19/09/2018 - 

ALICANTE. La recuperación del ladrillo en la ciudad de Alicante, que se viene dejando sentir con especial intensidad en la zona de Playa San Juan, es cada vez más patente en el centro. La reactivación inmobiliaria se ha trasladado al entorno del Mercado Central, hasta tal punto que tres promotoras distintas tienen en marcha o a punto de empezar otros tantos proyectos residenciales en apenas 100 metros de distancia.

Así, la promotora murciana Ayasofia Inversiones ultima los trabajos para iniciar la construcción del edificio Stella Maris, junto a la sede de Iberdrola en la calle Calderón de la Barca, justo frente a la plaza 25 de mayo y el edificio del Mercado Central de Alicante. La promotora adquirió el solar, donde anteriormente había un edificio antiguo, a través de Solvia, y el pasado febrero comenzó los trabajos de demolición. Está previsto que las obras del nuevo residencial comiencen en cuestión de semanas, este mes de octubre.

Se trata de doce viviendas de 140 metros cuadrados con tres dormitorios y vistas a la calle Calderón de la Barca, cada una con su trastero y garaje correspondiente. El precio de las viviendas superará los 300.000 euros para el comprador (salen a la venta desde 279.000 euros más IVA). Al frente de la promotora que impulsa el residencial se encuentra el empresario murciano José María Silla Gómez, propietario del Grupo Omega: un conglomerado de empresas familiares dedicado a la promoción inmobiliaria desde 1989, con negocios también en el sector de las estaciones de servicio, la energía o el tratamiento de aguas residuales.

Solar donde el Grupo Omega iniciará en breve las obras del residencial Stella Maris

Justo al otro lado de la manzana, en la calle San Vicente, se ultiman los trámites para poner en marcha las obras de otro residencial: el edificio Alfonso X. En este caso, la promotora es Obranueva.com, uno de los nuevos actores del 'ladrillo' surgidos con el inicio del nuevo ciclo, y especializado en la gestión integral de proyectos impulsados por cooperativas de propietarios. Basada en Madrid, la promotora cuenta con delegación en Alicante y ya ha impulsado otras promociones en la provincia, como los chalés pareados de la urbanización Idealar en La Almajada.

El edificio Alfonso X ocupará buena parte de la manzana al inicio de la calle San Vicente, para lo cual todavía hay que derribar un edificio en la zona. El proyecto tiene solicitada la licencia y está tramitando la certificación de eficiencia energética, y la entrega de las viviendas está prevista para 2020. Serán 29 viviendas de 2, 3 y 4 dormitorios con garaje incluido y posibilidad de trastero. El diseño prevé un salón-comedor de hasta 37 metros y cocina abierta, y los áticos tendrán amplias terrazas privativas. Junto a la parada del Tram de Mercado, las viviendas ofrecerán vistas a La Rambla y al castillo de Santa Bárbara. Salen a la venta (las comercializa la inmobiliaria alicantina Mar de Casas) por 250.000 euros, IVA incluido.

Solvia y Edigover promueven el residencial Campos Vasallo IV, a una calle del Mercado

A estas dos promociones, una a punto de empezar y otra quemando las últimas etapas administrativas, se suma el edificio Campos Vasallo IV, cinco viviendas de lujo a una calle del Mercado Central que promueven al 50% la división inmobiliaria del Banco Sabadell, Solvia (que además las comercializa en la Solvia Store de Churruca), y el despacho de arquitectos alicantino Edigover, y del que ya informó Alicante Plaza a principios de este año. El futuro residencial, prácticamente en la esquina de Campos Vasallo con Alfonso el Sabio, contará con cinco únicas viviendas, cada una de más de 185 metros cuadrados, con amplios salones, cocinas con isla central y entre cuatro y cinco habitaciones. 

Las viviendas, además, estarán completamente domotizadas. En el sótano se instalará un gimnasio con spa, y en la azotea hay proyectada una piscina comunitaria. El edificio, que comenzó a construirse a finales del pasado año, está ahora en la fase de tabiquería interior, una vez terminada la estructura. Entre los acabados destacan los pavimentos y alicatados de Porcelanosa. Cada vivienda costará más de 480.000 euros, un precio que en el caso del ático se eleva a 638.000 euros.

Noticias relacionadas

next