X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

sit down mm firma el contrato por 1,16 millones y arrancará el 7 de junio

La nueva adjudicataria de los montajes para fiestas debutará justo antes de Fogueres

16/05/2018 - 

ALICANTE. La contrata de montajes de infraestructuras para eventos festivos, culturales y deportivos de Alicante, que en los últimos años ha estado en manos de la mercantil Isjoma (hoy en fase de liquidación tras perder el contrato municipal), deja atrás por fin la polémica que la ha envuelto, con procesamiento judicial de sus responsables incluido. La nueva adjudicataria, la valenciana Sit Down MM (en UTE con otras dos empresas menores), acaba de firmar el contrato y comenzará a prestar el servicio el próximo 7 de junio, diez meses después de lo esperado.

Así lo han confirmado a Alicante Plaza fuentes de la propia mercantil, especializada en los montajes y gestión de espectáculos, que tiene contratas similares a la alicantina en otras localidades de la Comunitat. El contrato se ha firmado para dos años con opción a otros dos de prórroga, por un importe total de 1,165 millones de euros IVA incluido (2,33 millones si se hace efectiva la prórroga). Los trabajos a realizar serán el alquiler de todo tipo de infraestructuras, como sillas, mesas, escenarios, tarimas, traseras, decorados, tribunas... los servicios de personal para montarlas y el suministro de materiales.

Según explican representantes de la mercantil, está previsto que su servicio empiece a prestarse el próximo 7 de junio, de forma que Sit Down MM entrará 'por la puerta grande', con la celebración de las fiestas de Fogueres a la vuelta de la esquina. Probablemente, el momento cumbre del calendario para una contrata de estas características. La empresa ya tiene una nave en Ciudad de Asís, que será su base de operaciones en la ciudad, y comenzará a prestar el servicio con sus equipos propios, pero no descarta ampliar la plantilla con futuras incorporaciones a medio plazo en función de las necesidades.

Como ha venido contando Alicante Plaza, la adjudicación definitiva de esta contrata se ha prolongado más de lo previsto. Inicialmente, la apertura de plicas estaba programada para noviembre de 2016, pero se aplazó a marzo de 2017. En abril, Sit Down fue considerada la mejor oferta, desbancando precisamente a Isjoma (en UTE con Novofest) y a un clásico de este sector, Alavés Montajes. El contrato se adjudicó finalmente en julio del pasado año pero, tal como publicó este diario, Alavés recurrió al Tribunal Central de Recursos Contractuales (TCRC), dependiente del Ministerio de Hacienda, que finalmente validó la valoración de los técnicos el pasado enero frente al recurso de Alavés. Eso sí, solicitó informes adicionales que justificasen la negativa del Ayuntamiento a facilitar información sobre algunas de las características de la oferta ganadora a la empresa recurrente.

El Ayuntamiento cumplimentó ese trámite con el informe técnico que ya se tuvo en cuenta en el proceso de evaluación de las ofertas en el que se aludía a la confidencialidad de la propuesta de la UTE por incluir desarrollos técnicos propios. Después, con el beneplácito del TCRC, dio por rechazado el recurso de Alavés y, justo este martes, desestimó en Junta de Gobierno el recurso de reposición formalizado por Alavés contra esa última resolución municipal.   

Contratos menores

Mientras se resolvía la contrata, tal como había venido sucediendo desde que venció la anterior de Isjoma, el Ayuntamiento ha recurrido a contratos menores con las empresas licitadoras y otras del sector para ir cubriendo las necesidades del servicio. De esta forma, tanto Alavés como Novofest (cuyo administrador único es el hijo de Isidro García, propietario de Isjoma), han podido seguir facturando al Consistorio en tanto no se resolviera la adjudicación. Sit Down MM, por su parte, también entró en esta 'rueda' de contratos menores antes de que se publicase la licitación, para tomar el pulso del servicio, pero según aseguran desde la empresa, dejó de trabajar durante el proceso del concurso.

Superada la polémica administrativa, queda por resolver la vertiente penal del asunto. Como ha contado este diario, el titular del juzgado de Instrucción 8 de Alicante procesó a finales de marzo a los exconcejales Andrés Llorens y Juan Zaragoza, al citado Isidro García y a varios técnicos municipales, por amañar supuestamente la adjudicación de esta contrata en 2009 (Isjoma la venía prestando ya desde 2003). Fue precisamente Alavés, descartada en favor de Isjoma, la que llevó el asunto a la vía penal, y tras años de instrucción el caso se acerca a su resolución en vista oral.

Noticias relacionadas

next