X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

memoria del ejercicio 2017

La Nucía sigue sin actualizar su inventario y se queda sin amortizar inmuebles: las cuentas no son reales

2/08/2018 - 

LA NUCÍA. La Nucía no tiene una representación "fiel de la situación económica, financiera y patrimonial de la Corporación", según alerta la memoria anual de 2017 a la que ha tenido acceso este diario. Todo ello debido a que el Inventario Contable no está actualizado con el Inventario de Bienes. Una tarea que tendría que haber realizado el Ayuntamiento pero que a día de hoy sigue sin actualizar, una situación que arrastran desde hace años.

Un problema que criticó Cs en redes sociales tras la reunión en comisión informativa. Así, el gobierno local llevará a finales de septiembre dichas cuentas para su aprobación –celebran un pleno cada dos meses–. 

Una de las consecuencias más factibles es la imposibilidad de amortizar inmuebles, que hace asimismo que no se sepa qué atesoran las arcas municipales y por ello las cuentas no son todo lo reales que deberían. 

Hay que tener en cuenta que la Universidad de Alicante realizó la actualización del Libro de Inventario de bienes detallado, el cual se aprobó por el Pleno municipal, pero no se llegó a conciliar con los importes que figuran en las cuentas de inmovilizado. Es por esto que puede que las cuentas incluyan patrimonio que ya no posea y puede que se haya sobrevalorado.

Por ello, la memoria de 2017 afirma que se debería aprobar mediante acuerdo plenario la conciliación del Libro Inventario de Bienes con los datos contables del inmovilizado para que haya una "imagen fiel" de la situación económica.

Pero La Nucía no es el único al que le dan este tirón de orejas. Precisamente esta semana Alicante Plaza publicaba que el Síndic de Comptes ponía en relieve que en 2015 no consta de una valoración actualizada sobre el inventario de bienes de propiedad municipal, y su adaptación al sistema de contabilidad general, lo que, a la postre, conlleva que el saldo del balance "no representa la imagen fiel del patrimonio de la entidad".


Noticias relacionadas

next