X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

fuensanta sala es la apoderada de la firma

La mujer de Miguel López se queda al frente de Novocar al prohibirle la entrada el juez

22/03/2017 - 

ALICANTE. La esposa de Miguel López, el yerno de Carmen Martínez detenido por el asesinato de la viuda del expresidente de la CAM Vicente Sala, se quedará al frente del concesionario Novocar y de la empresa de alquiler de coches Solmar mientras su marido tenga prohibida la entrada por orden judicial. Como ha contado Alicante Plaza, López, detenido el pasado 8 de febrero como presunto autor material del asesinato de la matriarca de la familia Sala Martínez, ha quedado en libertad tras depositar una fianza de 150.000 euros, pero el juez le ha retirado el pasaporte, al tiempo que le prohíbe la entrada a su negocio.

Esta medida busca evitar que López pueda, supuestamente, presionar a los empleados del concesionario que han prestado declaración como testigos y que, previsiblemente, deberán volver a hacerlo llegado el caso en una eventual vista oral. Una medida que el fiscal, que se opone a la liberación del detenido, pide reforzar con una orden de alejamiento y prohibición de comunicación con dichos empleados. El mandato del juez complicará que el yerno de Martínez, acusado de su asesinato, pueda recuperar cierta 'normalidad' al frente de la empresa, tras pasar un mes y medio en prisión.

Según el Registro Mercantil, Novocar cuenta con dos apoderados para suplir a su administrador único: uno de ellos es el director del centro del automóvil, José Fernando Bleda. La otra es la esposa de López e hija menor de la víctima, Fuensanta Sala Martínez. La mujer del detenido, que defiende su inocencia (ha sido apartada de la causa, mientras sus dos hermanas siguen como acusación particular, aunque creen también en la inocencia de López), ya ejerció como administradora única de la sociedad cuando se llamaba Samar Móvil (siguiendo el anagrama de la empresa matriz del imperio empresarial familiar), y está apoderada por el administrador único desde el año 2000, según la inscripción del Registro Mercantil.

En la práctica, Novocar ha seguido funcionando en las últimas semanas sin López bajo la dirección de Bleda, que es uno de sus hombres de confianza (también defendió su inocencia en su testifical ante el juez instructor) y figura como apoderado desde 2007. No obstante, la condición de apoderada de su esposa la faculta para desempeñar la función del administrador de la sociedad, con ciertas limitaciones (aquellas que se especifiquen en el poder notarial remitido al Registro). Una facultad que permitirá al matrimonio mantener el control de la gestión de la empresa aunque López no pueda acceder al recinto, o (si el juez atiende la petición del fiscal) comunicarse con sus empleados.

Como ha contado este diario, la firma Novocar Centro del Automóvil S.L. y sus sociedades vinculadas (SolMar Selec S.L.U., dedicada al alquiler de vehículos y adquirida por la familia Sala cuando entró en concurso de acreedores en 2011, y tres sociedades ya extinguidas: Novocar Sport S.L.U., Hersa Motor S.L.U. y Tuwyncar S.L.) es la única que se 'desgajó' del imperio empresarial construido por el matrimonio Sala Martínez en torno a su negocio de plásticos (SM Resinas) y que quedaba al margen de la sociedad 'holding' Samar Internacional S.L., al frente de la cual se sitúa el hijo varón de la víctima, Vicente Sala Martínez, enfrentado a sus hermanas por el control del entramado y que sí cree culpable a su cuñado.

Después de vender el concesionario de Porsche (la antigua Tuwyncar) al empresario Perfecto Palacio en 2013, Miguel López necesitó inyectar 849.000 euros en sus empresas para cubrir las pérdidas de los años anteriores, tal como desveló este diario. La operación para compensar pérdidas se llevó a cabo entre los años 2013 y 2014, según las cuentas de esos dos ejercicios depositadas en el Registro Mercantil. Tanto Novocar como el resto de sociedades (hoy todas liquidadas, con excepción de SolMar Selec) cerraron con pérdidas ese ejercicio, el anterior y los siguientes. Pese a ese ingreso "financiero" que permitió compensar pérdidas y engrosar las reservas, la tendencia negativa del negocio de Miguel López no se revirtió. Las cuentas de los años siguientes (el último balance depositado en el Registro Mercantil es el de 2015) constatan que los números rojos se mantuvieron como una constante.

Noticias relacionadas

next