X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

los suecos protagonizan el 10% de las compraventas por extranjeros en la costa blanca

La mayor inmobiliaria sueca busca en Alicante casas para 'escandinavos con frío'

5/04/2018 - 

ALICANTE. '¿Tienes una vivienda para vender? Conocemos muchos escandinavos con frío'. Con este claim tan elocuente se presenta en Alicante la nueva oficina de la mayor inmobiliaria sueca, Fastighetsbyrån, propiedad del mayor banco del país nórdico, el Swedbank. La oficina acaba de abrir sus puertas en la calle Pascual Blasco, con fachada tanto a la calle San Francisco como a la plaza de Gabriel Miró. Es decir, justo frente a la sede del Síndic de Greuges, donde hace unos meses cerró la tienda de hogar Bulthaup.

No se trata de una inmobiliaria al uso. Sus locales no buscan compradores para las viviendas en cartera, sino más bien lo contrario: propietarios que quieran vender su vivienda en la costa alicantina, para comercializarlas en su país de origen. Según explican los responsables de esta nueva tienda, el año pasado Fastighetsbyrån cerró 540 compraventas de viviendas en la Costa Blanca por parte de clientes suecos. O lo que es lo mismo, algo más del 10% de las 5.172 transacciones protagonizadas por foráneos en 2017.

La franquicia inmobiliara del Swedbank cuenta con 250 oficinas en su país de origen, y con esta ya suma 19 entre España y Portugal. La mayoría están en la costa, aunque ahora intentan también abrir mercado en Madrid, según explican. En Alicante, además de en el centro, están presentes en Gran Alacant. Con estas dos oficinas cubren la franja entre El Campello y Santa Pola. Asimismo, cuentan con oficinas en Altea, Torrevieja, Murcia, Marbella, Barcelona... Normalmente, su mercado está cerca del mar.

"Buscamos viviendas al gusto de los clientes nórdicos", señalan. "Normalmente son pisos cerca de la playa, en zonas donde haya una buena oferta de ocio y restauración". En cuanto a los precios que manejan, depende de la tipología de la vivienda y de su ubicación. "Tenemos alguna vivienda por 60.000 euros en Santa Pola, y una casa de 4 millones de euros en el Cabo de las Huertas", que es la más cara que comercializan en estos momentos, explican. Lo que busca el cliente sueco es una segunda residencia en la que pasar los periodos estivales, en torno a los tres meses. De hecho, según los datos del Ayuntamiento de Alicante, el 7,5% de los turistas que visitan la ciudad provienen de Suecia.

Aunque hasta el momento el principal negocio de Fastighetsbyrån es la comercialización de vivienda española en tierras suecas, la división inmobiliaria del banco nórdico quiere abrir mercado y captar clientes también entre el público español. Ese es uno de los objetivos de esta nueva oficina, y de ahí la búsqueda de una ubicación céntrica con buena visibilidad como la que se ha escogido. "En Suecia ya somos muy conocidos, ahora queremos que nos conozcan en España", subrayan. La oficina se inaugurará oficialmente el próximo 26 de abril, con una fiesta en horario de 18 a 21 horas.

Noticias relacionadas

next