X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

un informe para el fogasa considera a las patronales "un grupo de empresas"

La Inspección de Trabajo cree que la CEV debería asumir las deudas de Cierval, CEC y Coepa

3/03/2018 - 

ALICANTE. Las patronales provinciales (CEV, Coepa y CEC) y la extinta patronal autonómica Cierval actuaban a todos los efectos como un grupo de empresas, de modo que unas deberían responder solidariamente de las deudas de las otras. Es la conclusión a la que llega la Inspección de Trabajo en un informe elaborado para el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa). El Fogasa ha incorporado dicho informe como prueba a la denuncia contra Cierval por créditos salariales adelantados a los exempleados, y de hecho a la luz del informe ha ampliado la denuncia contra la tres patronales provinciales (ahora la CEV es autonómica).

El informe de la Inspección de Trabajo podría suponer un quebradero de cabeza para la nueva patronal autonómica de Salvador Navarro, si el juez asume el razonamiento de la Administración y establece en sentencia que las patronales de la Comunitat son responsables solidarias de sus deudas. Principalmente porque Cierval ya ha sido liquidada, Coepa está en liquidación y la CEC se encamina hacia el mismo destino. Es decir, solo queda una organización para responder de dichas deudas, la CEV. 

A la luz del citado informe, el Fogasa cree que hay base para "considerar que existe grupo de empresas a efectos laborales con derivación de responsabilidad solidaria entre todas las empresas integrantes del grupo". Entre los elementos que se consideran para realizar tal afirmación, se destaca la "dirección unitaria", al ser las patronales provinciales las fundadoras de Cierval, y elegir estas últimas a los miembros de la dirección de la autonómica. Asimismo, Trabajo ve "confusión de plantilla", dado que el personal técnico de las tres provinciales era designado por Cierval para representarla ante los órganos de la Administración, y porque "trabajadores de Coepa y CEV han sido apoderados de Cierval".

Por último, el informe recoge también la "confusión de patrimonio", por las constituciones de prenda con Cierval como pignorante de las patronales provinciales, así como la cesión de créditos entre unas y otras. Así, se detallan nueve cesiones de crédito de Cierval a favor de la CEV, en 2013. De esta forma, Trabajo concluye que las cuatro organizaciones empresariales (dos de las cuales ya no existen) actuaban como un grupo de empresas y que, por tanto, las deudas de una son exigibles a las otras.

El Fogasa remitió el informe al juzgado de lo Social número 11 de València el pasado 8 de febrero. En este juzgado es donde se sigue la causa contra Cierval por el impago de parte del finiquito a su ex secretario general, el alicantino Javier López Mora. Como publicó Alicante Plaza, López Mora denunció a Cierval el pasado agosto, para pedir más finiquito. El Fondo de Garantía Salarial pide al juez que admita el informe como prueba y amplíe la denuncia a las tres patronales provinciales.

Si la responsabilidad solidaria queda sentada finalmente en la sentencia, cualquiera que tenga un crédito contra Cierval, Coepa o la CEC podría reclamárselo a la nueva patronal autonómica, al formar parte de ese grupo de empresas que Trabajo considera que existe. En este sentido, cabe recordar que el Servef reclamó a Coepa por vía ejecutiva 2,3 millones de euros por las subvenciones concedidas para levantar el centro de oficios, adjudicado en el concurso de acreedores al IVF por el crédito concedido a la patronal para el mismo fin. Esa reclamación ha forzado la liquidación de Coepa sin que el Servef pueda recuperar dicha cantidad, al no tener la extinta patronal alicantina bienes en su activo.

Noticias relacionadas

next