X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

empresa del parque científico umh

La ilicitana Rois Medical recibe 130.000 euros del Ministerio para impulsar su silla de ruedas con grúa

1/08/2018 - 

ELCHE. La startup ilicitana Rois Medical, ubicada en el Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández (UMH), demuestra que sigue siendo uno de los proyectos más exitosos, como demuestra la hilera de premios y ayudas que lleva a sus espaldas. El último hito ha sido una importante subvención por parte del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, de 130.000 euros, para que pueda desarrollar su innovadora silla de ruedas con grúa. Una ayuda que ha llegado a través de del programa NEOTEC, promovido por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

La compañía lleva tiempo trabajando para poder poner en el mercado su producto, una silla de ruedas eléctrica que tiene un mecanismo de grúa con el que se pueden transportar personas de una superficie a otra. Una producto innovador por el que se lleva esta ayuda, orientada precisamente a empresas de base tecnológica que empiezan o necesitan consolidarse, un nicho por el que está apostando la UMH y que llevará a la creación de Elche Campus Tecnológico en el Parque Empresarial, en colaboración con el Ayuntamiento a través de Pimesa.

En lo que respecta a la silla, está orientada no sólo a personas dependientes, también a mayores, gente con discapacidad y a los propios cuidadores de estos colectivos, para facilitar su tarea. Con esta importante suma de dinero, el director ejecutivo de la empresa, Robert Vallejo, explica que se trata de uno de los mayores logros de la firma desde su creación. De hecho, con ella podrán empezar el primer lote de fabricación y posterior venta. “Con la aprobación del CDTI se ratifica la necesidad de nuestro producto en el mercado y nuestra correcta estrategia de I+D que hemos implementado hasta el día de hoy”.

Producto innovador con un nicho de mercado claro

Con esta silla, las personas con movilidad reducida gozarán de una mayor autonomía y hará más fácil la tarea del cuidado o cuidadora, permitiendo su transferencia a la cama, inodoro o cualquier otra superficie. A su vez, esto supone la reducción de hernias, lumbalgias, contracturas y otro tipo de lesiones que pueden surgir como consecuencia de esta labor y las malas posturas o sobreesfuerzos que desempeñan. Además, la empresa se ha aliado con otras firmas ilicitanas, ya que se han encargado de la fabricación de las piezas con las que montar la estructura de la silla que después Rois Medical ensamblará en sus instalaciones en el Parque Científico. Tras este paso, cuando la empresa tenga stock, venderán las sillas a través de ortopedias que gestionarán el servicio de post-venta. Según explica Vallejo, ya tienen varias sillas reservadas a particulares que se podrán adquirir en estas ortopedias. Por otra parte, están cerrando acuerdos con importantes entidades nacionales relacionadas con el ámbito de la discapacidad.

Asimismo, la empresa también cuenta con la marca CE, necesaria para poner en venta la silla porque confirma que cuenta con la garantía europea acorde a la legislación. Este marcado, que corrobora la calidad del producto, ha sido el resultado de cumplir una gran cantidad de requisitos y superar pruebas de seguridad muy exigentes, “ya que se trata de un dispositivo destinado a mejorar la calidad de vida y la salud de las personas”, aclara Vallejo.

Respecto a la trayectoria de la empresa, en el segundo Sprint de Creación de Empresas UMH obtuvo un primer impulso económico de 11.000 euros para la creación de la compañía y pasó a formar parte de la red de empresas del Parque Científico de la UMH. Desde entonces, ROIS Medical se ha financiado únicamente con donaciones privadas y con el apoyo que la Empresa Nacional de Innovacion (Enisa) les concedió en 2016 por valor de 40.000 euros. Una situación económica muy limitada que no ha evitado que sigan adelante con el producto, conscientes de la importancia del mismo por las dificultades que se encuentran los cuidadores de las personas dependientes a diario.


Noticias relacionadas

next