X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

los intereses de la ex presidenta regional de la mancha y el pp alicantino siempre chocaron

La herencia hídrica de Cospedal, ¿un 'boomerang' para el PP de Alicante? 

24/06/2018 - 

ALICANTE. Para el Partido Popular de Alicante, la agua lo ha sido todo. Al principio con el trasvase del Ebro por bandera, y con la crisis económica, en la defensa del Tajo-Segura. Mientras coincidieron los gobiernos del mismo signo político en Toledo, con María Dolores de Cospedal, y València, Alberto Fabra,  se aumentaron las condiciones para trasvasar agua. El listón se elevó hasta los 400 hectómetros cúbicos: por debajo de esa cifra, no se puede enviar a agua al sur de la Comunitat, como ha ocurrido este invierno, que los trasvases no han sido posibles hasta hace dos meses, tras las abundantes lluvias de febrero y marzo.

La entrada de María Dolores de Cospedal en la carrera por la presidencia del PP puede condicionar el voto de muchos militantes del sur de la Comunitat Valenciana. Y es que hay varios hitos en la cuestión hídrica que podría utilizarse contra la ex presidenta de Castilla-La Mancha: la firma del Memorándum por el Tajo-Segura, que establece esos 400 hectómetros de límite para trasvasar -además de que se cumplan unos caudales mínimos en los puntos del sur de la cuenca, como en Talavera de la Reina- y el respaldo a la nueva redacción del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, que contempla (o contemplaba) el fin del trasvase.

Hay que recordar que en el caso del Memorándum fue aprobado por cuatro autonomías, Comunitat Valenciana, Murcia, La Mancha y Madrid, y por el Ministerio de Medio Ambiente, todos ellos, gestionados, en ese momento, por el PP, con José Císcar -presidente provincial del PP de Alicante- como consejero de agua de la Generalitat Valenciana. "No estoy en contra de los trasvases por definición, estoy en contra de los que funcionan con arreglo a criterios en los que las cuencas naturales quedan completamente desguarnecidas", ha precisado en alguna ocasión.

Esos cambios fueron asumidos sin apenas críticas. Sí las utilizó el PSOE para reclamar más envíos de agua del Tajo al Segura, pero con la sequía de este invierno pasado, muchos sí que han maldecido algunos aspectos del Memorándum.

El tasazo de García-Tejerina

Otra de las cosas que más malestar ha generado en los últimos meses en los regantes de Elche y de la Vega Baja -y por extensión de Murcia- es la tasa que nunca entró en vigor, pero que fue anunciada por la ministra de Medio Ambiente, Isabel García-Tejerina -que ha expresado su respaldo a Cospedal-, para el mantenimiento del trasvase Tajo-Segura. La tasa no es que fuese retirada totalmente; lo que se anunció es que iban a aplicarse exenciones y, de esta manera, se eliminaba un tasa para mantener la infraestructura que, en ese momento, no estaba remitiendo agua al sur por las bajas reservas de los pantanos de cabecera del Taso.

Las cuestiones hídricas están presentes en esta campaña interna del PP. Es posible que obligue a los candidatos a pronunciarse sobre esta cuestión o a clarificar posturas en un futuro, y la más tiene que perder es María Dolores de Cospedal por su condición, además, de dirigente de Castilla-La Mancha. El debate se puede reproducir sobre aquellos que han mostrado su apoyo a la ex presidenta de Castilla-La Mancha, hoy secretaria general del PP y ahora candidata a la presidencia.

Noticias relacionadas

next