X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la euroagencia no envía cartas pidiendo pagos

La EUIPO detecta intentos de estafar a empresas con facturas falsas en su nombre

9/02/2017 - 

ALICANTE. Nadie está a salvo de caer en las redes del 'phishing', ni tampoco de ser utilizado como señuelo. Ni siquiera una agencia europea que se dedica, precisamente, a combatir las suplantaciones. La Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO, en sus siglas en inglés), con sede en Alicante, ha detectado varios intentos de estafa en los que se usa su actividad de registro de marcas y patentes como excusa para reclamar distintas cantidades a las víctimas, bajo amenaza de dar de baja sus registros si no satisfacen el pago en un periodo de tiempo concreto.

La euroagencia ha publicado un comunicado (en inglés) en su página web oficial en el que advierte de estos intentos de timo, y ruega a los empresarios que hayan sido contactados para reclamarles un pago por el registro de sus marcas que "si recibe una carta o factura, compruebe cuidadosamente lo que se le ofrece y si la fuente es auténtica". Asimismo, recomienda que "si tiene alguna duda o si identifica nuevos casos, consulte con sus asesores legales o póngase en contacto con nosotros".

Al parecer, la euroagencia que dirige Antonio Campinos ha detectado los intentos de estafa al recibir quejas de sus usuarios, que ya habían satisfecho el importe por el registro de sus marcas o diseños en el momento de proceder a dicho registro ante la EUIPO. "Los usuarios están recibiendo una cantidad cada vez mayor de correo no deseado de empresas que solicitan el pago por servicios de marca y diseño", explica el comunicado, "tales como publicación, registro o inscripción en directorios de empresas".

Las peticiones de dinero llegan desde empresas que declaran dedicarse al registro de marcas y patentes ante los organismos oficiales (en este caso, sin intentar imitar el logo de la euroagencia), pero también se han detectado casos en los que el autor del envío intenta imitar la imagen de la EUIPO para provocar la confusión de la víctima. La agencia ha colgado algunos ejemplos de facturas falsas en su página web, para que los usuarios de sus servicios puedan contrastarlas, y recuerda que "nunca envía facturas o cartas solicitando el pago directo por servicios a usuarios".

Los intentos de suplantar a la EUIPO se remontan, al menos, a 2014 (según los ejemplos expuestos en el catálogo). Cabe recordar que a finales de 2015 la agencia, implantada en Alicante desde su creación en 1996, anunció que abandonaba su anterior nombre (Oficina de Armonización del Mercado Interior, OAMI), para incluir las siglas de la Unión Europea en su nomenclatura. Un cambio que podrían haber aprovechado los autores de estos intentos de engaño para confundir a sus víctimas.

Los envíos de estas cartas se producen desde todos los rincones de la Unión Europea, según se puede constatar en el catálogo, incluida España. Así, una de las cartas que sí imita la imagen corporativa de la EUIPO sitúa la sede del pretendido organismo, 'Euro Trademark', en la ciudad de Málaga. Como en otros muchos casos, reclama al receptor de la misiva el pago de una cantidad en el entorno de los 1.000 euros por el registro de su marca (en este caso, la cantidad redonda), y solicita que se realice el pago por transferencia "en el plazo de diez días", a una cuenta de la entidad española CaixaBank.

El comunicado de la EUIPO señala que en todos los casos en los que los usuarios de la euroagencia se han quejado por la recepción de estas cartas y facturas, "estos servicios no están relacionados con ningún servicio oficial de registro de marca o diseño proporcionado por organismos públicos dentro de la Unión Europea, como la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea". La cuenta oficial de la euroagencia en Twitter viene advirtiendo desde hace unos días que la EUIPO nunca envía facturas ni cartas pidiendo el pago, por lo que "si alguna vez recibe esta factura o una similar, no la pague, por favor, es falsa".

Noticias relacionadas

next