X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

diez bancos, la sgr y suma, entre ellos

La empresa de raquetas Enebe espera firmar en junio el convenio con sus acreedores

26/04/2018 - 

ALICANTE. La histórica empresa alicantina de raquetas Enebe ve con optimismo el desenlace del concurso de acreedores al que se tuvo que acoger el pasado verano, tal como publicó este periódico. El concurso ya ha entrado en fase de convenio, y la mercantil espera que el acuerdo con los acreedores se pueda firmar el próximo mes de junio, cuando está convocada la junta.

La empresa, fundada en los años setenta por la familia Navarro Sirvent, ha funcionado los últimos meses bajo la supervisión del administrador concursal Vicente Puchol (de Puchol Auditores), aunque el juez no le retiró las facultades de administración. Según confirmaron desde el despacho del administrador, el concurso ha entrado en la fase de convenio, lo que significa que los acreedores ya tienen la propuesta de quita y calendario de pagos para estudiarla. La junta que debe validarla se reunirá el próximo 8 de junio en el juzgado de lo Mercantil número 1 de Alicante.

Según la convocatoria de la junta, el grueso de los acreedores de la empresa de raquetas son bancos: Targobank, Caixabank, Banco Sabadell, Caja Rural Central, Liberbank, dos entidades del grupo Cajamar, BBVA, Banco Santander y Banco Popular (ahora absorbido por el anterior). Además, se cuentan entre los acreedores la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR), el organismo tributario de la Diputación SUMA, el Fogasa, Hacienda y la Seguridad Social. Junto a los acreedores institucionales y bancos figuran un par de empresas, una de ellas una inmobiliaria alicantina (Alzara Levante) y la otra una firma italiana dedicada a la serigrafía (IGAT), y dos particulares.

Como ha venido contando este diario, el juez acumuló en una sola pieza los concursos de acreedores de las tres mercantiles que forman Enebe: la propia Enebe SL, como concursado principal, Sport Enebe SL y el Holding Enebe Nayblan SL, que posee el 100% del capital de las dos primeras. Al cierre de 2016, último año del que se pueden consultar sus cuentas (y seis meses antes de declararse en concurso), Enebe SL mantenía cerca de un millón de euros de deuda con los bancos, y otro millón con acreedores comerciales.

La firma alicantina, dirigida por la segunda generación de la familia fundadora, ha liderado durante décadas el mercado de las raquetas y las palas. Creció al calor del desarrollo en España del tenis de mesa, que sigue siendo una importante fuente de ingresos para la compañía, y en los últimos años había apostado fuerte por el padel, que se popularizó entre los deportistas aficionados españoles, fichando incluso a algunos jugadores profesionales, como Celeste Paz, que dio nombre a una de sus raquetas, o el tres veces campeón de España Pitu Losada, que era su imagen de marca y asesor para el desarrollo de productos. Losada se desvinculó de la firma tras entrar en concurso. 

Las ventas al exterior suponen aproximadamente un 10% de los ingresos de la firma alicantina. No obstante, la compañía se centró en 2016 en crecer en España, un mercado mucho más maduro, aunque también saturado, que el extranjero. Ese año fue también cuando Enebe decidió trasladar a Alicante el grueso de la fabricación de las palas de padel, para que la producción de 2017 fuese completamente española.

Noticias relacionadas

next