X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

cese automático sin renovación de lalo díez y pedro de gea

La dimisión de Echávarri arrastra la salida de sus dos asesores procesados por el 'caso Comercio'

10/04/2018 - 

ALICANTE. El registro de la renuncia de Gabriel Echávarri a la Alcaldía y al acta de concejal, pactada con la cúpula del PSPV hace dos semanas, conllevó la salida de dos de los cargos de confianza del equipo de Gobierno nombrados por el propio alcalde saliente. Se trata de su jefe de Gabinete, Lalo Díez, y del asesor de Comercio, Pedro de Gea. Ambos están procesados junto a Echávarri en la causa sobre el presunto fraccionamiento de contratos de esa concejalía, durante la etapa en la que el exprimer edil asumía sus competencias. A los dos se les considera supuestos responsables de un delito de prevaricación administrativa (la misma imputación que pesa sobre Echávarri) y otro de usurpación de funciones, por el posible uso fraudulento de la firma digital del regidor para concertar esos encargos: cerca de 14 contratos de los 25 que dieron origen a las diligencias iniciales, por un importe global inicial de 189.000 euros (después, reducido a cerca de 144.000).

La alcaldesa accidental, Eva Montesinos, firmó este lunes el decreto por el que se acordaba su cese, después de que se registrase el escrito de renuncia de Echávarri. Al parecer, se trataba de una decisión concertada con ambos y con el propio partido. Según las fuentes consultadas, no tenía sentido que continuasen en sus puestos, después de que la persona que los nombró hubiese abandonado sus responsabilidades públicas. Menos todavía si se tenía en cuenta que los dos están igualmente abocados a juicio en relación a los mismos hechos, denunciados por el grupo municipal del Partido Popular (PP) en abril de 2017. 

Alicante Plaza trató de recabar sin éxito la opinión de los dos cargos de confianza, dos colaboradores estrechamente vinculados al alcalde saliente. Hasta el pasado viernes, ambos sí venían manteniendo que no podían adelantar en qué situación se iban a encontrar a partir de este lunes, una vez que se confirmase la anunciada dimisión de Echávarri.

El resto de asesores municipales continuará en sus puestos hasta la víspera del pleno de investidura 

Díez ya dejó de tener responsabilidades orgánicas en el partido -era portavoz de la ejecutiva local- tras el desarrollo de la asamblea del PSOE, hace dos semanas. De Gea, por su parte, fue reubicado desde las dependencias de la Concejalía de Comercio hasta las de Alcaldía durante el pasado mes de octubre aunque había mantenido sus funciones. Como Echávarri, ambos vienen defendiendo la corrección de sus decisiones en relación a los contratos bajo sospecha con el argumento de que no existió fraccionamiento de contratos y de que, además, se limitaron a ejercer el papel que ya realizaban otros cargos de confianza en el Ayuntamiento sin que nadie pusiese ningún reparo.   

Ahora, ambos defenderán su inocencia sin estar vinculados al Ayuntamiento. Fuentes municipales consultadas por este diario precisaron que, en principio, no había ningún problema para que continuasen en sus funciones. De hecho, el resto de asesores que desempeñan tareas de asesoramiento de todos los grupos políticos municipales continúan ejerciendo su labor con normalidad, pese a la renuncia del alcalde que acordó su nombramiento. Las mismas fuentes precisaron que continuarán en sus puestos de modo provisional, en funciones, hasta la víspera de la celebración del pleno de investidura del nuevo alcalde, cuando se acordará su cese. Después, será el sustituto de Echávarri al frente de la corporación quien decida sobre la continuidad de sus puestos.  

Noticias relacionadas

next