X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La designación de Luis Enrique llega justo 24 años después del codazo de Tassotti

9/07/2018 - 

MADRID (EFE). El anuncio del nombramiento de Luis Enrique Martínez como seleccionador español de fútbol llega justo 24 años después de que protagonizara una de las imágenes imborrables de la historia del combinado español, cuando recibió un codazo del italiano Mauro Tassotti en el partido que significó el adiós del equipo de Javier Clemente al Mundial de Estados Unidos'94.

España, tras superar con autoridad a Suiza en octavos, llegó pletórica al partido de cuartos de final en el estadio Foxboro de Boston.

Y pese a jugar un buen partido y a ser en varias fases superior al conjunto italiano, este dominaba en el marcador gracias a los goles de Dino (m.25) y Roberto Baggio (m.87), que superaban al de José Luis Pérez Caminero (m.58).

La Roja, aquel día vestida de blanco, había tenido sus opciones, como una clamorosa de Julio Salinas, cuyo disparo no pudo superar a Gianluca Pagliuca. Pero no se rindió y buscó evitar el k.o.

En una transición española Caminero abrió a la derecha hacia Jon Andoni Goikoetxea y el centro de este cruzó el área sin encontrar rematador. Luis Enrique, que estaba entrando por la izquierda marcado por Tassotti, de repente cayó y se echó las manos a la cara.

Cuando se levantó y se quitó las manos se pudo apreciar cómo le manaba la sangre de la nariz. Poseído, fue hacia el jugador italiano y volvió a tirarse al suelo con una mezcla de dolor e impotencia.

Un ramillete de jugadores españoles fueron a reclamar al colegiado, el húngaro Sandor Puhl. Este se inhibió y no atendió la petición de los españoles. Quizá si hubiera existido el VAR habría sido penalti y expulsión por la agresión.

Senén Cortegoso, el fisio que atendió al asturiano, tuvo que frenar a Luis Enrique mientras este seguía recriminando la acción a Tassotti. El asturiano intentó seguir, pero no pudo.

El juego continuó un minuto más y a los 51.21 Puhl dio por finalizado el choque. España sufrió una nueva decepción pese a merecer mucho más y Cortegoso se retiró junto a Luis Enrique, al que tapó la cara con una toalla blanca. Juanele, otro joven valor formado en Mareo, trató de calmar a su compañero.

Tuvo muchas más oportunidades Luis Enrique para resarcirse con la selección, pero no pudo. También estuvo en otra controvertida eliminación mundialista, en Gwangju ante Corea del Sur, con otra criticada labor arbitral, la de Gamal El Ghandour. Ahí puso fin a su carrera con la selección tras 62 partidos y doce goles.

Las cosas del destino. El gijonés es anunciado como seleccionador nacional justo veinticuatro años después de aquella imborrable tarde en el Foxboro Stadium.

Noticias relacionadas

next