X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

novedades para la próxima adjudicataria

La contrata de limpieza de Elche asumirá tareas municipales y tendrá un asesor por 50.000 € al año

31/08/2018 - 

ELCHE. El próximo 5 de septiembre expira el plazo para presentar enmiendas o alegaciones al borrador de la contrata de limpieza de la ciudad, el contrato más grande del Ayuntamiento, que tendrá un valor de aproximadamente unos 240 millones, a razón de más o menos unos 24 millones por cada uno de los diez años de vida, una cifra relativa que aún está por determinar. Con todo, será un procedimiento en el que hay muchos ojos atentos, dado que será uno de los primeros contratos tan grandes que se tramiten con la nueva Ley de Contratos del Sector Público (LCSP). Entre las novedades destacan el nivel de sofisticación de control del sistema de limpieza, así como las competencias municipales que asume la contrata y que eran municipales, o la contratación de un asesor externo por 50.000 euros anuales

Sobre este último, en lo que es una de las novedades de esta licitación, la concejalía establece que habrá una asistencia externa a la dirección del contrato con el fin de contar con un apoyo en las labores de supervisión, seguimiento del servicio, estudio, sugerencias, procesamiento y elaboración de informe sobre el mismo. A este respecto, el adjudicatario deberá destinar 50.000 € anuales (IVA y otros costes excluidos), para la contratación de esta asistencia técnica. La empresa o profesional encargado de este cometido será directamente elegido por el Responsable del contrato, ante quien responderá, siguiendo sus indicaciones en la ejecución de estos encargos profesionales y al que le suministrará el resultado de su trabajo.

Más personal técnico y concienciación ciudadana

Será un puesto relevante por tanto, junto al del responsable del servicio que está en el actual pliego, y para el que en la nueva etapa se pide que este Responsable único del Servicio, asuma la dirección y organización de los trabajos, debiendo contar con titulación universitaria superior específica, con experiencia en servicios similares en municipios de más de 100.000 habitantes y formación en la materia del servicio contratado. Tendrá dedicación exclusiva y plena capacidad de decisión y amplios poderes de representación en todas las cuestiones relacionadas con el contrato. El adjudicatario hará una propuesta al Ayuntamiento, que podrá vetarla en el caso de no cumplir los requisitos. Este tendrá que estar localizable las 24 horas del día, todos los días del año, o en su defecto, una persona sustituta con la misma cualificación y capacidad de decisión.

Asimismo, y relacionado con las necesidades tecnológicas de la flota de vehículos para el sistema de control del estado de la limpieza, y de los propios medios, se instalarán ordenadores embarcados —una de las barredoras adquiridas recientemente, de unos 250.000 euros, lo tiene, pero no está conectado—, dispondrán de receptores GPS y distintos sensores. Estos sistemas ofrecerán la automatización y gestión de rutas, introducción de incidencias y posibilidad de navegación de la ruta en tiempo real. Ofrecerán todo tipo de datos como horas de trabajo, nivel de consumo, condiciones técnicas del vehículo… También se implantarán sistemas de identificación de contenedores de residuos. Sobre este salto cualitativo en el método de control, desde CCOO de la actual adjudicataria, Urbaser, señalaban hace unos días que esta parte tiene un peso importante en el nuevo pliego, pero no se hace referencia a sistemas de control de seguridad, un aspecto en el que llevan incidiendo desde tiempo.

Por otra parte, derivado de estas novedades tecnológicas, además del obligado responsable de Prevención de Riesgos Laborales, la plantilla debe incluir también a un responsable de la gestión informática del servicio, responsables de emitir los informes y estudios que realicen, en particular los estudios de costes de los servicios y a un responsable de comunicación para plantear y diseñar las campañas de concienciación propias del servicio y la específica de la implantación del contenedor de recogida de orgánica, el uso de puntos limpios; en general, todas aquellas relacionadas con la concienciación en la gestión de los residuos por parte de la ciudadanía. En ese sentido, se aumentará esta partida con respecto al anterior y ya desfasado pliego. Ahora, el adjudicatario deberá destinar 100.000 € anuales para colaborar con la administración municipal en estas campañas o actos de concienciación y difusión de buenos hábitos.

Introducción de gasinera y asunción de competencias municipales

Derivado del objetivo de emitir la menor cantidad de gases de efecto invernadero, se apuesta por el gas natural como combustible para todos los vehículos y maquinaria que sea posible. Como no hay gasineras en el municipio, el adjudicatario construirá en la parcela de la base central —esto es, en la planta de Els Cremats— una que permita el repostaje rápido y seguro de los vehículos adscritos al servicio. El adjudicatario asumirá el coste de construcción de dicha gasinera, que se amortizará durante el período de vigencia del contrato y el diseño de la misma deber permitir el repostaje simultáneo y rápido de dichos vehículos dado su alto uso diario. Sobre el uso responsable de los recursos, la futura empresa priorizará el uso del agua regenerada (siempre que ésta cumpla con las medidas normativas y sanitarias oportunas) frente al agua potable en todas aquellas zonas de la ciudad donde ésta esté disponible. Tanto la reducción de los gases de efecto invernadero, como el uso del agua regenerada, aspectos vinculados al objetivo estratégico de la Capital Verde Europea 2030.

Por último, además de un plan de formación anual para la plantilla, que antes no venía especificado en el pliego, la futura contrata asumirá algunos servicios que antes eran de competencia municipal, como la limpieza de los las fuentes, así como de los parques caninos y las zonas pisables o ‘blandas’ de algunos parques y jardines —debido a la reducida plantilla del departamento por el techo de gasto—. También asumirá, cuando no se puedan borrar las pintadas en las paredes —cuentan con un equipo para borrar los grafitis— el repintar las mismas.


Noticias relacionadas

next