X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

mantendrá la fábrica en calp

La belga Chocolates Sven no logra competir con Valor y liquida su red de bombonerías

20/03/2017 - 

ALICANTE. La empresa de origen belga (aunque afincada en la provincia de Alicante) Chocolates Sven da un paso atrás. El plan de la firma para implantar una red de bombonerías similar a los comercios que mantiene Chocolates Valor (donde no solo vende el chocolate líquido, sino también tabletas y bombones) no ha salido como esperaba, y su administrador único, Joseph Vulder, ha decidido liquidar de forma voluntaria la firma.

El chocolate belga Sven, no obstante, seguirá presente en Calp, donde la firma tiene la fábrica en la que se elaboran los bombones praliné que distribuye en las tiendas. Una decisión que permite a la empresa garantizar el mínimo periodo de tiempo entre su envasado y su distribución, y al mismo tiempo ahorrar costes de transporte. La fábrica propietaria de la marca Sven, Chocolates Beliber S.L., abrió sus puertas en la localidad de la Marina Alta en 1992. 

Inicialmente, su producción se distribuía a través de tiendas gourmet y especializadas, pero en 1998 la firma quiso dar un paso más y fundó Chocolates Sven S.L. (de la cual posee el 97%), para administrar la red de establecimientos en los que se comercializan sus productos. El objeto social de esta filial, recién liquidada por el administrador único de ambas sociedades, era el "comercio al por menor de pan y productos de panadería, confitería y pastelería en establecimientos especializados".

La estrategia pasaba por crecer a base de franquiciados, con una agresiva política de captación de socios: Sven no cobraba canon de entrada, ni royalty sobre las ventas ni canon publicitario, como suele suceder en este tipo de modelos de negocio. No obstante, al momento de tomar la decisión de liquidar la filial Chocolates Sven S.L., apenas existen un puñado de establecimientos con su rótulo, y todos concentrados en Calp y las localidades próximas. Desde 2010, la empresa apenas presentaba actividad.

La marcha del negocio original tampoco da muchas alegrías. Chocolates Beliber S.L. facturó apenas 50.000 euros en 2015, tras caer el negocio a la mitad respecto al año anterior (112.000 euros). En los dos últimos años ha acumulado cerca de 55.000 euros en pérdidas (28.000 en 2015, 27.000 en 2014). Actualmente, mantiene a tres empleados a tiempo parcial, tras reducir a la mitad los gastos de personal en 2015 (de 36.000 euros pasó a 15.000).

Noticias relacionadas

next