X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el alicantino juan avilés hace rentable la arqueología

Jurasic Dreams: entre las cuatro primeras webs del mundo de venta de fósiles de dinosaurios

La iniciativa del alicantino Juan Avilés triunfa en EEUU. Este investigador de 26 años es uno de los más prestigiosos expertos mundiales en paleontología de vertebrados del sur de Marruecos

8/01/2018 - 

ALICANTE. Cómo conseguir que la Arqueología sea una forma de vida. Este es el primer planteamiento que se hizo el emprendedor alicantino Juan Avilés al acabar la licenciatura en Geología en la UA y un Máster en Paleontología de Vertebrados en la Universidad Complutense. Su objetivo era conseguir financiación para poder realizar su tesis doctoral, pero el proyecto que emprendió hace dos años ha adquirido dimensión internacional. Jurasic Dreams es una página web de venta de fósiles de dinosaurios que está entre las cuatro más reconocidas del mundo debido en gran parte a que detrás de ella hay un investigador considerado uno de los primeros expertos mundiales de referencia en Paleontología de vertebrados de la zona del sur de Marruecos, rica en yacimientos arqueológicos del Cretácico Superior.

Entre Alicante y Marruecos transcurre la vida de Juan Avilés, entregado a sacar adelante su tesis doctoral y hacer crecer Jurasic Dreams. Ahora mismo se encarga él mismo de todo el proceso que hay detrás de esta plataforma digital: prospección en los yacimientos, investigación de los hallazgos, documentación y catalogación, puesta en valor, comercialización y distribución del material. Su propósito es ampliar la plantilla este mismo año para hacer frente al desarrollo de la empresa sin abandonar su trabajo de investigador.

Hallazgos cedidos a museos de EE.UU.

¿Es ética la venta de fósiles? Esta es probablemente una de las cuestiones a las que se enfrentan los expertos dedicados al negocio de venta de fósiles. Juan Avilés lo tiene claro: “Hay material novedoso o poco común que hay que proteger en museos e instituciones, pero las piezas más comunes ya están documentadas y no aportan información nueva. Su venta puede permitir la financiación de expediciones que nos lleven nuevos hallazgos”, remarca.

Este investigador demuestra con su trayectoria que la venta no es su único objetivo. Ha iniciado una vía de cooperación con diversos organismos e investigadores, principalmente americanos y británicos, para dar a conocer hallazgos destacados a la comunidad científica internacional a través de publicaciones especializadas como Plos One y posibilitar la su exposición y estudio. “Cuando encontramos materiales de singular rareza busco la colaboración con otros expertos para sacar a la luz pública nuevas especies y hallazgos, como por ejemplo información inédita de fauna o de la propia geología de los yacimientos”, explica.

Juan Avilés es el descubridor de tres piezas inéditas que, dada su importancia, han sido cedidas a instituciones americanas interesadas. Una de ellas está en el Museo de Historia Natural de Nueva York y otra en el Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsoniano de EE.UU. “El último hallazgo ha sido un fragmento de la mandíbula de una especie de raptor. Nos dimos cuenta de que era un género nuevo. Ahora este descubrimiento está pendiente de publicación”, revela.

Un proyecto que integra a bereberes y marroquíes

Para alcanzar estos logros científicos, Juan Avilés pasa gran parte del año en expediciones en Marruecos que duran entre 15 y 20 días. Todos los gastos generados se financian gracias a las ventas logradas en Jurasic Dreams. Desde los inicios este emprendedor se dio cuenta de que cualquier negocio relacionado con paleontología “difícilmente consigue financiación de organismos oficiales, y mucho menos de entidades financieras. Por eso busqué otra perspectiva de negocio para seguir aportando a la investigación científica pero sin olvidar que tengo que comer”, admite. Su única ayuda ha sido los fondos aportados por miembros de su familia.

Sus contactos en Marruecos son marroquíes y bereberes con conocimientos en arqueología. “Han adaptado su modo de vida al darse cuenta de que en el suelo hay otra forma de ganarse la vida. Sin pasar por la universidad, con observación, cautela y siguiendo las instrucciones de los expertos, han aprendido a prospectar, cartografiar y excavar en yacimientos”, asegura Juan Avilés, orgulloso de que el proyecto Jurasic Dreams haya proporcionado una forma de ganarse la vida a unas 20 familias de la provincia de Errachidia situada en el sur Marruecos, tras la cordillera del Atlas en su frontera con Argelia. Allí hay yacimientos del Cretácico Superior que tienen aproximadamente 96 millones de años ricos en fósiles de trilobitos, que son antrópodos de la Era Primaria, minerales singulares y meteoritos. “Allí hay gente dedicada a la venta de meteoritos”, remarca como dato anecdótico.

Más de 1.500 piezas a la venta y 1.150 clientes

Los clientes de Jurasic Dreams son principalmente coleccionistas privados, que representan un 45%, y universidades y otras instituciones dedicadas a la educación y la formación, que están entre el 30 y el 35%. También han aumentado en los últimos meses compradores no expertos que son actualmente alrededor de una cuarta parte del público comprador de la plataforma. “Papá Noel este año ha repartido muchos dientes de dinosaurio”, añade este emprendedor. En total, la web ha logrado en dos años 650 clientes fijos que han adquirido productos más de una vez y alrededor de 500 ocasionales. Un 80% del público de Jurasic Dreams procede de Estados Unidos y el resto de países como Canadá, Australia, Inglaterra y otros estados del norte de Europa. En España el porcentaje de ventas es muy bajo.

Se puede acceder a toda la colección en venta a través de la web de Jurasic Dreams donde se proporcionan fotografías e información del lugar donde se encontró cada pieza y características. “Jurasic Drems se diferencia porque cada pieza está avalada por un certificado de autenticidad firmado por mi como geólogo. Es un plus para los coleccionistas, investigadores y para el consumidor general. En este documento aparece una descripción detallada para que el propietario conozca en profundidad las características que hace único cada fósil”, detalla Juan Avilés.

El precio de los fósiles de Jurasic Dreams varía entre 5 y 7.000 dólares, en función de la singularidad y el buen estado de las piezas. Juan Avilés asegura que la adquisición de fósiles es, sin duda, una forma de inversión de futuro “dado que son piezas finitas. Los yacimientos tarde o temprano se agotan y no hay posibilidad de duplicidad”, añade.

Actualmente Jurasic Dreams factura entre 6.000 y 12.000 euros mensuales brutos. Las perspectivas de crecimiento del negocio son del 25% para 2018. Esta previsión se basa en una ampliación del catálogo de productos en venta. Además de fósiles de Marruecos, este año se introducirán otros materiales procedentes de EE.UU. e Inglaterra, minerales de otros lugares del mundo y una nueva sección de muestras geológicas. Para hacer frente, se aumentará la plantilla con expertos que dinamicen la comercialización.

¿Por qué Marruecos?

Uno de los problemas a los que se enfrentan negocios como Jurasic Dreams en España es la prohibición de comercializar fósiles encontrados en territorio nacional, sin embargo, está permitido con material de otros países donde la legislación sí lo permita. Marruecos es uno de ellos. “Pero no el único –afirma Juan Avilés-. Estados Unidos es uno de los mayores ejemplos de coleccionismo y descubrimientos en arqueología gracias a la permisividad de su normativa. Eso posibilita que la iniciativa privada lleve a cabo esta labor” y el volumen de descubrimientos sea significativo en este país.

Noticias relacionadas

next