X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el ex enemigos PRESENTA SU NUEVO DISCO EN LA SALA STEREO

Josele Santiago: "El tiempo dirá si Transilvania es un punto de inflexión; por ahora estoy encantado"

3/11/2017 - 

ALICANTE. Josele Santiago tiene nuevo disco, el que fuera líder de Los Enemigos entrega su quinto trabajo en solitario, haciéndose un hueco entre los discos más vendidos en la semana de su publicación. Fruto del exigente compromiso creativo que mantiene con sus canciones, 'Transilvania' –licenciado por Alkilo en exclusiva para Altafonte– es una obra mayor llamada a instalarse en la memoria colectiva de nuestras músicas populares.

Lo significativo no siempre sucede en primer plano. Ni siquiera dentro de campo. Los maestros del relato audiovisual se aplican este cuento al planificar la puesta en escena. Josele Santiago también sabe cómo funciona la cosa. Por eso se aventura más allá de la umbría para construir su nervuda narrativa. Su obra forma parte ya de una tradición secular, tanto en solitario como con Los Enemigos, y el propio Santiago bucea en ella para extraer su última destilación.

Fruto del exigente compromiso creativo que Josele mantiene con sus canciones, "Transilvania" –licenciado por Alkilo en exclusiva para Altafonte– es una obra mayor llamada a instalarse en la memoria colectiva de nuestras músicas populares, y cuya gira de presentación, acompañado por una banda de primera categoría - Mac Hernández (bajo), Coque Santos (batería), Nico Nieto (guitarras) y Luca Frasca (teclados), cuatro músicos que mantienen una larga trayectoria al lado de Josele -, llegará el próximo sábado, 4 de noviembre, a la Sala Stereo de Alicante.

-¿'Transilvania' es el disco de un clásico?

-Es un disco más en mi carrera, lo cual de por sí ya es suficiente motivo de alegría para mí.

-¿Tienes la sensación de haber empezado una fase en tu carrera, con la colaboración en la producción de Raül, como la de Johnny Cash con Rick Rubin?

-Hace ya más de diez años desde que compartimos escenario en una fiesta de aniversario de la revista rockdeluxe en la que él ejercía de director musical. Sintonizamos enseguida y ya entonces hablamos de hacer algo juntos. porque nos dimos cuenta de que nos entendíamos muy bien tocando. Desde entonces he ido siguiendo su carrera, que me parece impresionante bajo cualquier punto de vista y, bueno, ahora que vivimos en la misma ciudad parecía claro que había llegado el momento.  Le encantaron las canciones y nos pusimos manos a la obra. Trabajar con Raül ha sido un verdadero placer. El tiempo dirá si se trata o no de un punto de inflexión en mi carrera. De momento lo único que sé es que estoy encantado con el resultado.

-Digamos que también has apostado por una 'evolución' estilística en tu propia imagen de músico y en todo el envoltorio del disco.

-Bueno, siempre que he podido he estado muy encima de la parte gráfica de mis discos, es un trabajo que me encanta. Me gusta que la portada y las fotos insinúen el discurso de las canciones que vas a encontrarte dentro del disco de una manera sutil. Esta vez he tenido la suerte de contar con un fotógrafo de raza, Álex Rademakers, y un diseñador gráfico, Luis Barbolla, con los que me he entendido a la perfección. He sido muy afortunado, no siempre ocurre así.

-¿Qué peso tiene el sonido propio, acerado y exuberante, de la banda de Xarim Aresté, sobre las canciones de Josele Santiago?

-Xarím y yo nos conocemos muy bien, tenemos una conexión asombrosa basada en el respeto mutuo y la admiración. Además de ser un guitarrista estratosférico escribe unas canciones maravillosas. Tenía muy claro que lo quería en el disco con su banda, que es también de campanillas: Ricard Sohn, Miquel Sospedra y Ermengol Mayol. Entre todos hemos elaborado un tejido musical sobre el que las canciones se mueven y respiran con naturalidad. Sin duda han salido ganando en el proceso de grabación, que es de lo que se trata.

-Y la producción de Raül Refree Fernández... ¿cuantos sonidos nuevos en este disco surgen de él y cuantos son insinuaciones del propio Josele, desarrolladas luego en común?

-No sabría decirte porque ha habido de todo. Cuando le comenté a Raül que me apetecía trabajar con sintetizadores y le animé a que experimentásemos con diferentes texturas se le pusieron los ojos como platos y empezó a sacar cacharros de los cajones. De todos modos, no lo he vivido como un cambio espectacular. Desde dentro no se ve así: Mi manera de escribir canciones sigue siendo bastante clasicota. Por otra parte, en todos mis discos en solitario he trabajado con instrumentaciones muy variadas, tanto con Nacho Mastretta cono con Pablo Novoa puedes encontrarte acordeones, chellos, clarinetes, contrabajos, xilofones, armónicas, mandolinas, trompas... Y Los Enemigos tampoco solíamos cortarnos en ese sentido, siempre estuvimos abiertos a utilizar vientos lo que hiciera falta. Ahí tienes los discos. La producción de “Transilvania” es valiente y aporta una profundidad de sonido a la que quizás no había llegado antes, pero sigue tratándose básicamente de un disco de rock en el que mandan las guitarras y las canciones en el sentido más tradicional de estrofa y estribillo.

-'Transilvania' funciona también como una colección de cuentos cortos, al estilo del realismo sucio de un John Cheever o un Richard Ford... ¿qué lee Josele Santiago?

-Últimamente he vuelto a leer poesía, que la tenía muy abandonada. El responsable ha sido el “Caín” de Lord Byron. He desempolvado mis viejos libros de Juan Ramón Jiménez, Caballero Bonald o Luis Cernuda. He descubierto a Francisco Casavella o a Carlos Fuentes. Y he releído mucho: Galdós, Navokov, Carpentier, Faulkner, Stendhal. También me ha dado fuerte con Robert Walser y Knut Hamsum, a los que no había prestado nunca atención. Actualmente estoy fascinado con “La Infancia De Jesús” y “Los  Días de Jesús en la Escuela” y también me gustaría recomendar una visión  sorprendentemente lúcida y clara sobre la historia de España y latinoamérica: “El Espejo Enterrado”, de Carlos Fuentes. Muy útil para guarecerse del chaparrón de charlatanes que nos está cayendo encima.

-Esas rimas repetitivas con participio en 'ao', esa pérdida de la 'd' intervocálica, es una marca de la casa... ¿y algo más? ¿Reivindicas un lenguaje concreto? Porque no solo lo usas como una marca de clase, sino que lo remarcas con contundencia.

-Yo no reivindico nada, simplemente me sale así. 'Prestado' me suena muy cursi. Además, 'Prestao' es mucho más musical y contundente. Me encantan las letras del flamenco, a lo mejor esto tiene algo que ver. 

Doce canciones como doce soles de medianoche. ¿Tienes algo más que decir sobre la irrealidad política, además de lo que ya sugieres en ellas?

-Gracias, eres muy amable. Pues la situación es sumamente triste. ¿Cuántos grupos de amigos más van a tener que romperse en Cataluña? Muchas familias han dejado de hablarse. Para colmo, cada día tengo más arraigada la sensación de que es todo un teatro que se les ha ido de las manos. Los marrones que se trae entre manos la clase dirigente de este país son de tal envergadura que una cortina de humo no bastaría para ocultarlos. Han necesitado tela de saco y ahora no hay manera de desenredarla.

Noticias relacionadas

next