X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

nombramiento en la cámara de comercio de alicante

Joaquín Garrido, nuevo delegado de Elche, buscará sinergias entre empresarios y Cámara de Comercio

30/05/2018 - 

ELCHE. El pasado lunes 21 de mayo el ilicitano Joaquín Garrido, Socio Director de Clavei y vicepresidente de Cedelco, el foro de empresariado ilicitano creado recientemente, tomó posesión como delegado de Elche en la Cámara de Comercio de Alicante. Un nombramiento que Garrido utilizará para intentar mostrar al conjunto de empresarios de la ciudad la conveniencia de acercarse a esta institución dado que puede resultarles una herramienta útil.

Con este objetivo entró el ilicitano, que es de los pocos que hay en toda la cámara, junto a nombres como Rosana Perán de Pikolinos, que está en el comité ejecutivo, o Enrique Martín de Ibidem; poca representación de la ciudad de un total de 69 plenarios. De hecho, como indica Garrido, en la legislatura anterior sólo eran cuatro de Elche. En la actual siguen siendo pocos. Eso sí, para los cuatro años para los que le han elegido luchará para que haya más proximidad entre el empresariado ilicitano y la Cámara.

Falta de ligazón entre cámara y compañías

Desde la delegación ilicitana pretende que “se genere bastante actividad, fomentar la innovación en las empresas, estar muy próximo en temas de internacionalización, por sus industrias y empresas”, y señala que tradicionalmente es algo que ha estado trabajando la cámara, así como más recientemente “transformar el tejido empresarial para innovar lo máximo posible y abordar los procesos de digitalización”, explica Garrido. En ese sentido, indica que el empresario de Elche “siempre ha estado muy centrado en su actividad del día a día, y no han estado centrados en tener representación en la Cámara”. Lo mismo ha ocurrido, indica, al dejar que sean otros quienes participen en distintas organizaciones empresariales.

“Ahora veo que hay una inquietud en reivindicar ese espacio, en que Elche tenga más presencia en estas instituciones para ser más reivindicativos en el día a día”, esgrime Garrido, que añade que por las cámaras de comercio, por estatutos, “siempre han favorecido todos los temas de formación”. Piensa que mezclando “innovación con formación”, se puede ayudar a transformar el tejido empresarial de Elche, del que asevera que tiene que adaptarse a los nuevos retos que se presentan, como el futuro cambio disruptivo que supondrá la cuarta revolución industrial.

Asimismo, hace más de veinte años, a juicio de Garrido, que Elche no cuenta con peso verdaderamente relevante en la cámara, cuando Rafael Bernabéu fue vicepresidente de la misma, además de que existían otros puestos ocupados por ilicitanos. Por lo tanto, en su opinión, “es momento de hacer piña para que las asociaciones empresariales que hay, de servicios, otras del calzado, de componentes o de construcción, estén alrededor de la cámara”, explica, para establecer conexiones entre ellas y colaboraciones entre institución y empresariado de la ciudad.


Noticias relacionadas

next