X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de septiembre y se habla de benidorm Turismo AP-7 autopistas en quiebra alicante DISTRITO DIGITAL

'TEST DRIVE'

Hyundai Kona 1.6 T-GDI 4×4 DCT Style: el SUV pequeño necesario para ser líder

21/04/2018 - 

MADRID. El Kona es la última apuesta de Hyundai en el segmento de los todocaminos pequeños (B-SUV) y completa, por el momento, la amplia gama de SUV del fabricante surcoreano, que está formada por Tucson, Santa Fe y Grand Santa Fe.

Lanzado en octubre del año pasado, el Kona es para el fabricante un modelo "importantísimo" dentro de su objetivo de convertirse en la marca asiática número 1 en Europa en 2021.

Está a la venta en el mercado español con dos motores de gasolina(de 120 y 177 CV) y para este verano se prevé que llegue un propulsor diésel y dos versiones eléctricas: una con 300 kilómetros de autonomía y otra de 500 kilómetros.

A primera vista, el Kona destaca por sus contenidas dimensiones(4,165 metros de largo, 1,80 de ancho y 1,55 de altura) y por su parrilla en cascada.

El modelo probado por Efe corresponde al propulsor 1.6 de gasolina con caja automática secuencial DCT (de doble embrague) de 7 velocidades y 177 CV, que está ligado a la tracción a las cuatro ruedas y al acabado tope de gama Style, que destaca por tener techo solar eléctrico practicable.

Esta versión tiene un consumo medio homologado de 6,7 l/100 km, que en la prueba realizada por Efe ha llegado a los 7,3 l/100 km, una cifra correcta para un vehículo de casi 1.500 kilos de peso y con un propulsor potente.

El motor de 177 CV es un "corazón" muy acertado para este pequeño modelo, que dispone de un par máximo de 265 Nm disponible a partir de las 1.500 rpm y hasta las 4.500 vueltas.

Con esta horquilla de entrega de potencia tiene un funcionamiento muy similar al de un turbodiésel. Está disponible desde bajas revoluciones y no hay que llevar al motor hasta la línea roja para disfrutar de la potencia que eroga.

El dinamismo del que goza, unido a la tracción total, transmite seguridad en el manejo y una estabilidad a gran altura en caso de pérdida de adherencia.

Dispone de tres modos de conducción (Eco, Comfort y Sport) que se accionan desde un botón que hay en el lado izquierdo de la palanca de cambio.

El modo Comfort está destinado a una conducción más rutera, el Eco reduce el consumo de combustible del vehículo y el Sport está pensado para una entrega de potencia más inmediata.

El cambio secuencial se activa deslizando la palanca de cambios hacia el conductor y no cuenta con levas de cambio, sino que las marchas se engranan empujando hacia adelante o hacia atrás la palanca.

La suspensión tiene un buen comportamiento entre dureza y confort, por lo que le hace muy cómodo en la ciudad y agradable fuera de ésta, sin sobresaltos que se transmitan desde las ruedas al interior del habitáculo.

En la urbe, el Kona se desenvuelve con soltura e invita a una conducción relajada, donde el conductor puede disfrutar de una gran visión de lo que acontece en la vía, debido a la baja altura del salpicadero y a una posición elevada.

En recorridos fuera de poblado, el Kona responde con brío a las entregas de potencia y las oscilaciones de la carrocería apenas se aprecian, algo que hay que destacar en este tipo de modelos todocaminos.

La dirección que monta este modelo es muy fiable, ya que transmite con rapidez lo que acontece debajo del carenado; mientras que la caja automática secuencial de siete relaciones se comporta de una manera eficaz y no tiene escalonamientos al engranar las distintas velocidades.

El Kona hace gala de un gran equipamiento

Si el exterior del Kona llama la atención a primera vista, al interior del modelo probado por Efe no le falta ningún detalle en lo que a equipamiento se refiere.

En el interior, el maletero cubica 361 litros, una cifra nada despreciable para este tipo de SUV pequeños, y que puede alcanzar los 1.143 litros si se abate la segunda fila de asientos.

Las plazas delanteras destacan por su amplitud y comodidad, ya que las butacas son eléctricas, calefactables y refrigeradas.

En las posiciones traseras, las plazas laterales incorporan el sistema de anclaje Isofix; mientras que la butaca central tiene un respaldo más duro debido al reposabrazos.

Los ocupantes de las plazas laterales traseras podrán viajar cómodamente en viajes largos; aunque el pasajero de la plaza central puede llegar a sentir cierta incomodidad, al tiempo que podrá llegar a molestar con las piernas a sus acompañantes debido al túnel central.

Con un conductor de 1,75 metros, el pasajero que se siente detrás de éste puede llegar a tocar con la cabeza en el guarnecido en caso de superar esta altura.

También las rodillas rozarán con la butaca del piloto, algo que no ocurre con los pies, que se pueden esconder debajo del asiento.

En materia de seguridad e infoentretenimiento, el Kona puede sacar pecho debido al gran equipamiento que ofrece.

De serie esta versión monta Head Up Display, donde se proyecta en una imagen de 8 pulgadas la velocidad, el aviso de ángulo muerto y la detección del vehículo precedente, entre otros.

El Kona equipa también el frenado autónomo de emergencia con detección de peatones, el asistente de mantenimiento de carril, el de luces largas, la alerta de atención al conductor y la de tráfico trasero.

Todo este equipamiento ha supuesto que el Kona haya logrado las cinco estrellas en las pruebas de choque del organismo europeo EuroNCAP, donde ha logrado el 87% en la protección de los ocupantes adultos, 85% en protección infantil, 62% de protección al peatón y 60% en los asistentes de seguridad que incorpora de serie.

Entre los elementos que conforman la conectividad del Kona destaca un sistema de navegación de 8 pulgadas, que incluye la cámara de visión trasera con líneas directrices de tráfico trasero, Bluetooth, Apple CarPlay, Android Auto; así como una pantalla TFT en color de 4,2 pulgadas en el que se muestra el consumo instantáneo de combustible, la media de consumo, la velocidad y la autonomía, entre otros.

Asimismo, esta versión incluye una almohadilla de carga inductiva para el teléfono móvil y el techo solar practicable en dos posiciones.

En definitiva, Hyundai ha entrado por la puerta grande en el segmento de los todocaminos pequeños (B-SUV) con la incorporación del Kona a su gama de modelos SUV.

La previsiones de venta que se ha marcado la marca coreana del Kona en España para su primer año completo en el mercado son de entre 10.000 y 15.000 unidades.

Pese a que la competencia en la que se encuadra el Kona es muy amplia, los modelos a los que se enfrenta cara a cara son escasos, ya que no todos sus rivales incorporan cambio automático con tracción a las cuatro ruedas o un propulsor de 177 CV.

De esta manera, el precio de la unidad probada (30.390 euros) le sitúa en un rango medio frente a la competencia, un punto a su favor si se tiene en cuenta las prestaciones que ofrece y el equipamiento de serie que monta.


Noticias relacionadas

next