X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

COMIENZA ESTE SÁBADO

Huelga de 'celo' de la limpieza de Alicante: otra vez las vergüenzas de la ciudad al aire

12/08/2017 - 

ALICANTE. La limpieza pública de la ciudad de Alicante va camino de convertirse en una pesadilla sin fin. Cuando hay crítica, hay reacción, y cuando hay reacción, aparece de nuevo el fantasma de la huelga, aunque sea de celo; es decir, que los operarios van ceñirse a lo que digan los papeles, y no limpiarán nada más. Pasó en la última etapa del PP, y se está repitiendo en esta...aún con matices, según los vea cada cual.

La huelga ha arrancado este viernes por la noche. Los motivos, ya los hicieron públicos los sindicatos: la escasez de personal en plantilla, que requeriría un centenar de efectivos más y ha dado lugar a una sobrecarga de trabajo que ha causado numerosos accidentes y bajas laborales. A ello se añade, según los sindicatos, el hecho de que "el 50% de la actual flota de vehículos del servicio no ha sido renovada", lo que "está ocasionando constantes averías que implican pérdidas de tiempo y retrasos de los cuales se hace responsables a los trabajadores cuando estos no tienen ninguna culpa". 

El Ayuntamiento de Alicante lo limita todo a un conflicto entre trabajadores y empresa, como sucedió con la huelga indefinida que se convocó en la etapa de Sonia Castedo, pero al igual que aquella vez, los sufridores son los vecinos. En este caso, los de los barrios más alejados del centro, a los que esta misma semana se les había implantado un refuerzo, y que ahora volverán a tener barridos cada dos y tres días en lugar de diarios, pues los operarios de la UTE Alicante (formada por las empresas FCC, Ferrovial y Cívica), en esta huelga de celo, se limitarán a cumplir con lo estipulado en el pliego actual. Es decir, lo que marque la ley, ni un escobazo más.

De momento, la cosa comenzará así. Posiblemente, no se note en el centro, donde hay más intensidad en las labores de limpieza, pero el comité de empresa, en voz de Antonio Martínez Pujante, no descarta que el nivel de presión vaya en aumento. Quieren que el Ayuntamiento de Alicante se implique para que la empresa retome el diálogo y se recupere las negociaciones salariales, pues la concesionaria las quiere vincular "con el absentismo, a pesar de los bajos índices", según Martínez Pujante, de CSIF. "Que la flote esté en condiciones y que haya más unidades debería preocuparle al actual equipo de gobierno también, no sólo a los trabajadores", ha puntualizado el responsable del CSIF y presidente del comité de empresa.

El PP pide al tripartito que lo evite

La portavoz adjunta del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Alicante, Mari Carmen de España, ha exigido al equipo de Gobierno (PSOE, Guanyar y Compromís) y al alcalde, Gabriel Echávarri, que tomen "medidas urgentes" para solucionar el problema de una posible huelga este fin de semana de los trabajadores de la empresa adjudicataria del servicio de limpieza de la ciudad, UTE Alicante, tal como anunciaron desde CSI·F.

De España, en declaraciones a los medios este viernes, ha señalado que se trata de un asunto que se suma a la "lista de desaguisados del tripartito". Según ha recordado, esta situación se vivió el verano pasado y ha denunciado que el equipo de gobierno acumula "suspenso tras suspenso, y más en materia de limpieza".

La edil ha indicado que una huelga de estas características afecta "gravemente a la imagen de Alicante" y, como ha destacado, "a la salud pública", además de al sector turístico, lo que, a su juicio, supondría "un duro golpe a la economía de Alicante" en esta materia.

A ello, ha añadido que el concejal de Limpieza, Víctor Domínguez, (Guanyar) "vuelve a desencadenar una avalancha de quejas en los barrios", a la que se une la protesta de los trabajadores de la empresa de limpieza. Así, ha reprochado al equipo de Gobierno que "otro año más deciden irse de vacaciones sin dejar los deberes hechos" y que "anteponen sus intereses personales a los de los ciudadanos".

Noticias relacionadas

next