X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

órdago al gobierno central

Hosbec presiona a Madrid y quiere una solución para el Imserso antes de Semana Santa

Los hoteleros dudan en seguir con el actual programa, que es el que quiere prorrogar el Ministerio de Asuntos Sociales, con el que se reunirán para renegociar las condiciones

23/03/2017 - 

BENIDORM. Se avecina tormenta. Los hoteleros de Benidorm llevan los últimos años reclamando un cambio en las condiciones en las que se contratan los programas de Vacaciones para Mayores, que organiza cada año el Imserso a través del Ministerio de Asuntos Sociales. Lo que normalmente han sido quejas, esta vez ha ido a más, anunciando sus dudas de continuar con el programa. El motivo está en que lo que ofrece el Gobierno Central es que se prorrogue el convenio actual, sin mejoras en los precios. Lo que supone cuatro años de congelación en los que dicen estar asumiendo cada vez más costes con el consecuente incremento de las pérdidas en sus negocios. Por ello, fuentes de la patronal hotelera de la Costa Blanca, Hosbec, indicaron a Alicante Plaza que están pendientes de una reunión con el Ministerio de Asuntos Sociales con el fin de renegociar estos precios, y así tener una solución antes de Semana Santa.

Lo que se deduce de esto, en caso de que las amenazas de la asociación se hagan reales, es un grave problema para ciudades como Benidorm, en las que el turismo en temporada baja se mantiene en gran parte gracias a este tipo de visitantes. Por ello, muchos de los hoteles cerrarían porque les saldría más rentable, provocando así el temido despido de trabajadores durante esos meses. Rara avis en la ciudad de los rascacielos y por lo que presumen siempre estos empresarios. Aunque fuentes de Hosbec aseguraron que los hoteles de Benidorm no dependen del Imserso, pero sí "otros de la zona".

Hay que tener en cuenta que este programa necesita de los hoteles para que se puedan emitir estos viajes sociales a un precio más barato de lo normal. Condición indispensable, pero que en este caso, quieren modificar de la siguiente manera: subiendo entre 2 y 3 euros por día la estancia en el hotel. Supondría unos 14 ó 21 euros más durante toda la semana de estancia, "teniendo en cuenta la calidad del servicio que se ofrece, que no tiene nada que ver con el programa de hace 15 años".

La cuestión es que en la actualidad, hay casos en los que los operadores están pagando 21 euros por persona y día, con IVA incluido. Con esto, los hoteles tienen régimen de pensión completa, con vino y agua, y toda clase de impuestos también incluidos en este precio, tal y como asegura la patronal. Por lo que, descontando el IVA, el establecimiento recibe 19 euros, según sus cálculos. Ese presupuesto sirve para el alojamiento, el desayuno, el almuerzo, la cena, la animación, el wifi, y toda clase de comodidades y servicios en una planta hotelera moderna y reformada. Todo ello, por 19 euros al día. 

Y esto es lo que se quiere seguir ofertando para el año siguiente. Algo por lo que no están dispuestos a pasar los empresarios, a priori. Porque aunque este miércoles alzaron la voz contra los criterios del Gobierno Central, sí que es cierto que no fueron tan contundentes, afirmando que se debaten entre aceptar o no, "valorando la continuidad" o reducir los cupos. Eso sí, arremetieron con el Estado, del que dijeron que era el que hacía negocio real: "invierte cada año alrededor de 69 millones de euros pero Hacienda recauda 103,50 por los ingresos directos que genera el propio programa en impuestos, cotizaciones y el no pago de prestaciones por desempleo".

Por ello, quieren darle celeridad al proceso de renegociación en Madrid ya que estas semanas son las que sirven para que los hoteleros se planteen si se acogerán al programa, para llegar a tiempo a que en septiembre salgan a la venta. Además de que en abril se sentarán a resolver otro de los entuertos: la mesa de negociación con los sindicatos para modificar el convenio laboral. Entre otras cosas, se enfrentan a peticiones como la subida salarial en un 3%.


Noticias relacionadas

next