X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El Hércules gana tiempo

La práctica coincidencia del plazo anunciado por la Comisión para pagar, con el que tiene para recurrir ante el TJUE, le permitirá agotar el primero sin miedo

26/03/2018 - 

ALICANTE. La decisión de la Comisión Europea de fijar el 20 de mayo como fecha límite para el pago de los más de siete millones de euros que le reclama al Hércules lleva implícita una buena noticia para el club, especialmente si de lo que se trata es de dilatarlo todo, a la espera de lograr una resolución judicial definitiva que sea favorable a sus intereses.

Podrá agotar sin miedo el plazo de dos meses para recurrir

Comoquiera que el auto de desestimación de la suspensión cautelar se le notificó el 22 de marzo, de acuerdo con el estatuto del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) el plazo para interponer ante él un recurso de casación es de dos meses a contar desde la fecha de notificación de la resolución que se recurre, es decir, que en el caso del club blanquiazul el plazo expira el 22 de mayo. Lo anterior, unido a que hasta el 20 de ese mes, como ya ha anunciado el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) que le va a trasladar esta semana, solo habrá una resolución reclamando el pago, permitirá al Hércules agotar el plazo de dos meses para recurrir sin riesgo a que el proceso de cobro avance (haya ya embargos, por ejemplo).

Antes quedaba la duda de si convenía o no agotar ese plazo para recurrir porque, por un lado, se podía dilatar todo pero, por el otro, el club se exponía a que el proceso de cobro no solo avanzase a fases más peligrosas, también quedara negro sobre blanco que su voluntad es más de dilatarlo todo que de cumplir con el pago de la suma que se le reclama tal y como se establece en la política de recuperación de la Comisión: de manera inmediata y efectiva.

Recurso y suspensión

Otra cosa es que, una vez interpuesto el recurso de casación ante el TJUE, dado que este no tiene efecto suspensivo, se logre paralizar el proceso de cobro que indudablemente el 21 de mayo entrará en otra fase, ya que ese día el IVF le trasladará a la Comisión que el Hércules no ha pagado. En el recurso, el club habrá de solicitar al Tribunal que suspenda el efecto de la decisión de recuperación, es decir, se paralice el procedimiento de cobro que ya está en marcha, quedando a expensas de que se admita trámite, primero, y se estime la solicitud, después, con independencia del destino final del mismo. Eso sí, no se cree que el TJUE tarde mucho precisamente en resolver el recurso.

Noticias relacionadas

next