X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la polémica por un tuit sobre trump le costó su contrato con checo pérez

Hawkers, a reconciliarse con México: incluye a su capital en las aperturas de tiendas físicas

19/02/2018 - 

ALICANTE. Hace algo más de un año, a finales de 2016, la empresa ilicitana de gafas de sol Hawkers sufría un serio revés en su imagen en uno de sus principales mercados fuera de España: México. Un community manager con un sentido del humor desafortunado colocaba un tuit tras la victoria de Donald Trump en Estados Unidos, en el que recomendaba a los mexicanos ponerse unas Hawkers para ocultar sus ojos cuando fueran a ver el muro que el presidente dijo que iba a construir. Evidentemente, se produjo una oleada de indignación capitaneada por el piloto de F-1 Checo Pérez, que incluso rompió su relación comercial con la marca.

Ahora, la empresa con base en Elche Parque Empresarial (aunque ha elegido una nave más grande en Torrellano para ampliar sus instalaciones) quiere reconcililarse con los mexicanos, que siguen siendo uno de sus mercados más importantes. Según publicaba la prensa local hace unos días, Hawkers ha incluido al país azteca entre las localizaciones donde abrirá su primera red de tiendas físicas. México sería así el tercer país, tras España e Italia, donde abrirá una tienda convencional de la enseña.

Según la prensa local, esta tienda abriría probablemente en la capital, Ciudad de México (antes conocida como el Distrito Federal), aunque también se valora la ciudad de Monterrey. Por el momento, no hay más detalles al respecto. De hecho, en estos momentos la empresa que dirige el inversor venezolano Alejandro Betancourt está centrada en concretar su segunda apertura, en la ciudad de Roma. La empresa sigue buscando la mejor ubicación para su segunda tienda física, tras la que abrió el pasado septiembre en la calle Carretas de Madrid, a solo unos metros de la emblemática Puerta del Sol. 

Como ha publicado Alicante Plaza, Betancourt ha inyectado otros 20 millones de euros en la firma, a través del foro O'Hara Financial, con el que entró en Hawkers poco después de la citada polémica en una ronda de financiación de 50 millones de euros (coordinada por el banco de inversión Arcano). Esta nueva inyección de capital venía a reforzar los recursos propios de la empresa (con ampliaciones de capital) y dotarla de liquidez adicional para sostener el plan de aperturas de tiendas físicas. Pero también ha provocado un importante cambio accionarial: dos de los fundadores de la empresa, Alejandro Moreno y Pablo Sánchez, han vendido su parte al venezolano. De esta forma, solo David Moreno (hermano de Alejandro) se mantiene como accionista de la empresa, tras la salida hace un año de Iñaki Soriano.

Ruptura con Checo Pérez

El tuit sobre el muro, coherente con la línea polémica que sigue la empresa en redes sociales ("cuando juegas al límite, a veces te equivocas", dijeron los hermanos Moreno al disculparse), le costó a la empresa un disgusto en su principal mercado americano. La polémica se alargó durante varios días, y protagonizó las comparecencias de prensa del piloto mexicano de F-1 Checo Pérez (Team India) en las semanas siguientes. El deportista anunció que rompía su relación de patrocinio con Hawkers por la ofensa a sus compatriotas, y nada pudo reconducir la situación. Hawkers se ofreció a crear una fundación humanitaria con el nombre del piloto y dotarla con 500.000 pesos para empezar, pero todo fue en balde. "Ya tengo otros lentes", dijo Pérez antes de su siguiente carrera para zanjar el asunto. 

Noticias relacionadas

next