X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de septiembre y se habla de uepal CEV juanjo sellés benidorm SERIES HBO documental

los alicantinos ya tienen identidad jurídica; navarro busca captar nuevos socios

'Guerra de patronales': CEV y Uepal se lanzan a afianzar su representatividad en Alicante

5/04/2018 - 

ALICANTE. Las espadas nunca llegaron a decaer del todo, ni siquiera con la liquidación de la extinta Coepa por la reclamación de las subvenciones del Servef. Pero ahora, con la puesta en marcha de la nueva patronal alicantina y la configuración del consejo provincial que representa a la autonómica CEV en Alicante, vuelven a estar en todo lo alto. La guerra por la representatividad en la provincia que protagonizaron durante todo el año 2017 la organización autonómica de Salvador Navarro y la entonces patronal provincial que presidía Francisco Gómez renace, mientras las dos confederaciones dan en paralelo sus primeros pasos en Alicante.

Así, este miércoles coincidían dos hitos. Por un lado, la CEV celebraba la primera reunión de su consejo provincial en Alicante, presidido por la empresaria Rosana Perán y al que asistió como invitado "por cortesía" el presidente de la patronal autonómica. La reunión, según trasladó Perán al finalizar, sirvió como toma de contacto entre sus miembros (la mayoría, a su vez, parte de la junta directiva de CEV), y para comenzar a trazar algunas líneas de actuación: la principal, pulsar las necesidades de los empresarios de la provincia para trasladarlas a la Administración, una tarea de la que se encargará la propia presidenta del consejo.

Por otro, Uepal anunciaba vía comunicado que la Generalitat ha validado los estatutos de la nueva confederación empresarial alicantina, que nace con ámbito autonómico como la CEV. La organización que preside Miguel Baena recoge la herencia alicantinista de Coepa y aspira a defender los intereses de los empresarios de la provincia de forma autónoma respecto a València. Una vez adquirida la personalidad jurídica con el reconocimiento de la Generalitat, el objetivo de Uepal es empezar a ejercer esa representatividad del empresariado de la provincia que se arroga la organización valenciana. Es decir, vuelta al mismo punto: una guerra por la representatividad que presumiblemente se plasmará en una nueva carrera por asociar federaciones sectoriales y asociaciones a cada una de las dos patronales.

Ninguna de las dos oculta sus intenciones. En el comunicado, Uepal recuerda que cuenta con 29 asociaciones fundadoras, que representan a "más de 50.000 empresas" de la provincia, y avanza que una vez dotada de personalidad jurídica va a seguir trabajando para incorporar a más asociados. Un extremo que ya confirmaba el presidente de la confederación a Alicante Plaza en una reciente entrevista. El presidente de la CEV, que calcula la representatividad en base al número de afectados por los convenios colectivos que negocian sus asociados, considera que la asociación empresarial más representativa es sin duda la patronal que él preside, y cuya base pretende seguir ampliando.

A preguntas de este diario, Navarro confirmó ayer que piensa seguir manteniendo contactos (en este caso, probablemente se articulen a través de Perán) con asociaciones de la provincia que aún no forman parte de la CEV, "sean socias de Uepal o no", para explicarles el proyecto e intentar que se sumen al mismo. "Igual que hice cuando aún existía Coepa", recordó el empresario valenciano. En este sentido, varias asociaciones históricas de la patronal alicantina y grandes empresas figuran ahora entre los miembros de la CEV. Navarro, quien no obstante dijo respetar y hasta "entender" el nacimiento de Uepal, defendió que su modelo "claramente" es el modelo "futuro", ya que "después de lo que ha ocurrido con tres patronales provinciales y una autonómica, solo ha quedado una patronal provincial".

En este sentido, el presidente de CEV defendió la "independencia económica con un proyecto potente de 1,5 millones de euros", de los que 900.000 los aportan los asociados con sus cuotas, que "interesa y beneficia a la Comunitat". "El modelo que tenemos es de cohesión, porque defendiendo los intereses de la Comunitat estamos defendiendo los intereses de Alicante, València y Castellón". La propia Perán lamentó la "falta de estrategia" por parte del empresariado alicantino, y por ello defendió que el consejo empresarial que preside debe "marcar la estrategia común de la provincia". Una estrategia, por cierto, que el propio Navarro admitió que en ocasiones chocará con la del consejo de València, "como es normal".

Así las cosas, todo parece indicar que CEV y Uepal van a volver a competir por asociados, participación institucional (actualmente la patronal valenciana ha copado los puestos que tradicionalmente designaba la alicantina, al asumir el estatus autonómico mientras Coepa se desangraba) y fondos públicos. Si bien los dos modelos quieren huir de la dependencia de las subvenciones, de infausto recuerdo sobre todo en la provincia, la representación de los empresarios en negociaciones colectivas, consejos sociales y mesas sectoriales se compensa con 600.000 euros anuales, que ahora van directamente a parar a la caja de la CEV.

Noticias relacionadas

next