X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

bloqueo a la medida anunciada en el pleno de presupuestos

Guanyar y Compromís frenan a Echávarri y abogan por mantener sueldos a los ediles de PP y C's

30/03/2017 - 

ALICANTE. El alcalde de Alicante no tendrá el camino despejado para poder suprimir un sueldo (o el equivalente a un sueldo) a cada uno de los dos grupos mayoritarios de la oposición, PP y Ciudadanos (Cs). El propio Gabriel Echávarri (PSOE) admitió este miércoles, en una comparecencia pública, que el acuerdo para detraer esa asignación económica acordada al inicio del mandato debe aprobarse necesariamente en el pleno. Y en ese foro no tiene hoy por hoy una mayoría garantizada para que la propuesta prospere. Primero por el previsible rechazo de PP y C's, que este martes ya dejaron claro que no van a presentar su renuncia voluntaria a esa retribución, en respuesta al requerimiento formulado por el primer edil, el pasado viernes. Y segundo porque los socios de PSOE en el equipo de Gobierno, Guanyar y Compromís, tampoco están dispuestos -salvo cambio de criterio improbable- a apoyar la decisión

Según las fuentes consultadas, no lo están porque consideran que, desde que se constituyó su alianza, en junio de 2015, se acordó que debía procurarse los recursos personales y económicos suficientes a cada grupo político municipal para desempeñar su labor. Sobre todo, para atajar decisiones unilaterales como las promovidas por la exalcaldesa, Sonia Castedo (PP), a la hora de acordar la retirada de retribuciones a la oposición, después de arrogarse esa prerrogativa con una modificación del Reglamento Orgánico del Pleno (ROP). De hecho, la propuesta plasmada en el pacto de gobierno era, precisamente, revertir esa situación con una revisión de ese reglamento para recortar poderes a la figura del alcalde. Esa modificación sigue en fase de borrador, en proceso de discusión interna.

Los socios del alcalde sostienen que ese no puede ser el camino para reforzar el área de Urbanismo y el primer edil no confirma que la propuesta vaya a elevarse a un próximo pleno

Lo cierto es que los líderes de Guanyar y Compromís, Miguel Ángel Pavón y Natxo Bellido, consideraron inicialmente adecuado el anuncio desvelado por el alcalde en el pleno de presupuestos (aprobados gracias a la abstención de los dos concejales no adscritos). Al menos, valoraron que su propuesta de generar ahorros para poder reforzar la contratación de personal en la Concejalía de Urbanismo les parecía positiva. Como informó este diario, el planteamiento de Echávarri consistía en asumir un esfuerzo común para satisfacer esta "petición de todos los grupos políticos": en primer lugar, se producía una "renuncia" a la creación de dos plazas de director general para las áreas de Comercio y Fiestas (provistas con una partida económica en los presupuestos) y, en segundo término, se acordaba "la reducción de dos liberaciones completas de concejales, una por cada grupo de la oposición".

Tanto Pavón como Bellido apuntaron al término del pleno que esa medida, junto a las otras cinco desgranadas por Echávarri, se les había comunicado con antelación (aunque no se habían pactado con ellos) y, según precisaron, en principio les parecían bien encaminadas, aunque había que esperar a conocerlas en todos sus detalles: la letra pequeña. Sólo un día después, Pavón llegó a decir que, a priori, esa reducción de sueldos era acertada porque "la oposición no trabaja". Sin embargo, tras una reflexión interna en el seno de los dos partidos, tanto la retirada de los sueldos como el anuncio de estudios para la salida de Alicante de la Mancomunidad de l'Alacantí, dejó de ser 100% del agrado de las dos formaciones (si es que alguna vez llegó a serlo en ese porcentaje)

La posición oficial de Guanyar y Compromís es que ese no puede ser el camino. Coinciden en que se debe procurar ahorros para reforzar el área de Urbanismo, pero sin tener que recortar necesariamente medios a la oposición y sin verse forzados a abandonar la Mancomunidad. Bellido, en concreto, ha venido manteniendo en sus últimas declaraciones públicas que, a su juicio, el planteamiento esbozado por el primer edil respecto a la Mancomunidad era que no podía mantenerse su estructura actual y su nivel de gastos: "No es necesario que se pague un alquiler por su sede en el edificio más caro de Alicante", ha llegado a subrayar, en referencia a la Casa Carbonell.      

En este escenario, el primer edil no confirmó este martes que fuese a elevar la propuesta a un próximo pleno. Se limitó a reiterar en qué consistía su propuesta de "esfuerzo común" para dotar de más medios a Urbanismo y que había tenido conocimiento de dos escritos de PP y de C's en los que le comunicaban que no iban a proponer ninguna reducción de los sueldos que tenían asignados. Pero no llegó a avanzar cuál sería el siguiente paso ("Nos recuerdan que tenemos que llevar la propuesta a pleno, y eso ya lo sabemos; vamos a ver", dijo) más allá de descartar que fuese a elevarse ninguna propuesta en esa dirección en el pleno de este jueves como asunto de urgencia.

Sobre el resto de las iniciativas dadas a conocer durante el debate de presupuestos, Echávarri sostuvo que siguen su curso. En concreto, se refirió a la realización de estudios para evaluar la eliminación del Patronato de Vivienda para asegurar que, sólo un día después del pleno, dio órdenes "de que se iniciasen y se está en ello".   

Noticias relacionadas

next