X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

réplica a las reuniones del alcalde con los trabajadores de la ute 

Guanyar estalla contra sus socios y reivindica su competencia sobre la contrata de la basura   

21/09/2017 - 

ALICANTE. Guanyar dice basta. La agrupación electoral liderada por EU reaccionó este miércoles frente a la ronda de reuniones entabladas por el alcalde, Gabriel Echávarri (PSOE), con los trabajadores de la concesionaria de la limpieza y recogida de la basura (una UTE formada por FCC, Ferrovial y Grupo Cívica, de Enrique Ortiz) para reivindicar sus competencias sobre la prestación de ese servicio, asumidas por el vicealcalde y portavoz de la formación, Miguel Ángel Pavón, desde el pasado 12 de septiembre, en sustitución de su compañero de filas, Víctor Domínguez.

Él mismo reprochó, a través de un comunicado, que en la tercera cita concertada desde Alcaldía con el comité de empresa de la concesionaria no se le hubiese convocado pese a que, en esta ocasión, sí se había invitado a participar al concejal de Presidencia y portavoz de Compromís, Natxo Bellido. "A mí no se me ha convocado a la reunión entre el alcalde y el comité de empresa de UTE Alicante, a la que al parecer ha sido convocado el portavoz del equipo de gobierno", señaló. Y añadió: "Desconozco por completo lo hablado en esa reunión y el alcance de la misma. Si lo que se ha tratado en esa reunión son cuestiones que tienen que ver con las competencias en materia de limpieza y residuos que el alcalde me delegó el pasado 12 de septiembre, simplemente decir que debería haber estado presente como concejal delegado en la materia, porque al final cualquier decisión al respecto de la mejora del servicio se adoptará desde la Concejalía de Limpieza y no desde ninguna otra concejalía u órgano municipal".

El mensaje aludía de forma clara y directa a la "solución global" que, según viene reiterando el propio primer edil, se está tratando de alcanzar para mejorar la prestación del servicio, en la que podría contemplarse una posible ampliación de los costes del contrato tras considerar que "se ha exprimido al máximo" pero que "no resulta suficiente". Una solución en la que Compromís ya ha manifestado que podría estar de acuerdo siempre que se siguiesen criterios técnicos, pero que Guanyar descarta por completo.

Según Pavón, "si de lo que se ha hablado [en esa reunión] es de cuestiones estrictamente laborales que tienen que ver con la relación entre la UTE y sus trabajadores, en ese terreno nos abstenemos de intervenir porque entendemos que los únicos interlocutores válidos son la empresa y los representantes de los trabajadores", continuó. "Si el alcalde quiere mediar está en su derecho", apuntó, "pero que no mezcle el ayudar a conseguir mejoras para los trabajadores con posibles modificaciones del contrato para pagar más dinero a la UTE", abundó. 

En esta línea, se mostró tajante: "Desde la concejalía estamos trabajando en reforzar el control del cumplimiento del pliego vigente, incluyendo todo lo relativo al personal vinculado a la contrata, y queremos destacar que ese pliego especifica, en el apartado dedicado a los medios humanos, que si a juicio de la dirección facultativa del contrato [el técnico municipal a cargo del servicio], el personal fuera insuficiente, el adjudicatario vendrá obligado a incrementarlo sin que ello represente coste adicional alguno para el Ayuntamiento", concluyó.

Es más, según fuentes de Guanyar cualquier hipotético intento de ampliar los costes del contrato estaría prácticamente descartado por los límites que impone el plan de ajuste al que el Ayuntamiento sigue sujeto desde el año 2012. Como mínimo, añaden las mismas fuentes, se encontraría con el rechazo del departamento de Intervención, que ya se ha opuesto a modificar otros contratos en vigor pese a que se ha justificado con informes técnicos que ya no cubren las necesidades reales que los motivaron.

La negociación con la plantilla

Lo cierto es que el encuentro en sí celebrado entre Echávarri, Bellido y el comité de empresa de la UTE no deparó grandes avances. Portavoces de los trabajadores apuntaron que el primer edil les trasladó una propuesta de la gerencia de la concesionaria para que se reactivasen las negociaciones: la UTE estaba dispuesta a reducir los expedientes sancionadores para ocho de los operarios a sólo un día de sueldo (la resolución inicial era de 40 días). Sin embargo, los representantes de la plantilla rechazaron el planteamiento y continuaron exigiendo que esas sanciones sencillamente se anulasen por completo como condición para poder reanudar la negociación del convenio y, en su caso, para desconvocar la huelga.

Las mismas fuentes señalaron que hubo un segundo contacto por la tarde, pero igualmente sin resultado. De modo que el conflicto sigue en vigor justo en los mismos términos que la semana pasada, lo que implica que los paros de una hora en los servicios de limpieza y retirada de la basura podrían reanudarse a partir del viernes 22. Con todo, este jueves volverá a producirse un nuevo encuentro en Alcaldía.

Noticias relacionadas

next