X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

aumentó el volumen de actividad

Goldcar factura un 1,75% menos al tener que bajar los precios por la competencia

17/01/2017 - 

ALICANTE. La firma líder del sector del alquiler de vehículos sin conductor 'low cost', Goldcar, facturó 166 millones de euros en 2015, un 1,75% menos que el año anterior, al tener que bajar los precios por la fuerte competencia en el sector. Así lo destaca la memoria de las cuentas de 2015 depositadas en el Registro Mercantil por la empresa, cuyos administradores destacan que la cifra de negocio se mantuvo pese a bajar los precios porque aumentó el volumen de actividad.

Según las cuentas, la empresa con sede en Sant Joan d'Alacant ingresó en 2015 un total de 166.114.000 euros por el alquiler de vehículos, lo que supone un retroceso del 1,75% respecto al año anterior, cuando la cifra de negocio alcanzó los 168.932.000 euros. En su informe de gestión, los administradores mancomunados de Goldcar Spain S.L. indican que "el ejercicio 2015 ha estado marcado por una intensa competencia en precios en el sector que ha sido ampliamente compensada con un incremento en los volúmenes de actividad. No obstante, el incremento en volumen ha permitido mantener el importe neto de la cifra de negocios en niveles similares al ejercicio 2014". 

En este sentido, conviene recordar que Goldcar, junto a otras 16 empresas de alquiler de vehículos sin conductor, fue multada en 2013 por la Comisión Nacional de la Competencia acusada de pactar precios y condiciones comerciales en Catalunya, Comunitat Valenciana, Andalucía y Baleares. La sanción impuesta a la empresa alicantina fue de más de 15 millones de euros, que se provisionaron en 2014 pese a recurrir (el recurso está aún pendiente de que se publique el fallo). No obstante, cuando los fundadores de la empresa (los hermanos Juan y Pedro Alcaraz) vendieron la mayoría accionarial de Goldcar a los inversores italianos de Investindustrial, se comprometieron a hacerse cargo de la posible reclamación, por lo que el grupo "revirtió dicha provisión en diciembre de 2014", según se explica en la memoria.

Sin embargo, a pesar de mantener más o menos intacta su facturación, el beneficio de la empresa de alquiler de vehículos se resiente de forma notable respecto al ejercicio anterior. Según el balance, Goldcar ganó en 2015 algo más de 17,3 millones de euros, cuando un año antes el beneficio neto del ejercicio había sido de 39,4 millones. Una caída del 60% en el resultado que se explica, fundamentalmente, porque se disparan los gastos financieros: de 4 millones en 2014 a casi 27 millones en 2015. El informe de gestión señala que "los gastos financieros se han visto incrementados por la nueva estructura de financiación del grupo". De hecho, prácticamente el 100% de los gastos financieros derivan de las deudas de Goldcar con otras empresas del grupo.

Los hermanos Alcaraz vendieron a finales de 2014 el 80% de su empresa al fondo de capital riesgo controlado por la familia Bonomi (propietaria entre otros de Portaventura), en una operación de 300 millones de euros. Como ha publicado Alicante Plaza, los Alcaraz constituyeron una family office que ha entrado con fuerza en el sector inmobiliario, con la adquisición de varios edificios emblemáticos en Madrid, Valencia y Barcelona, así como otras capitales europeas. 

Los Alcaraz fundaron Goldcar Spain S.L. (inicialmente conocida como Europa Rent a Car S.L.) en 1988, para explotar el sector del alquiler de coches para turistas bajo una filosofía low cost, que es la que impera hoy en el sector. El tirón turístico de la provincia de Alicante y el aeropuerto internacional de El Altet facilitaron el crecimiento exponencial de la empresa, que situó su marca como una de las más reconocidas del sector. Goldcar cuenta actualmente con una flota superior a 32.000 vehículos y 53 oficinas en los principales aeropuertos y estaciones de tren del sur de Europa. Hace apenas un mes la firma obtuvo un contrato para operar en los aeropuertos de Barcelona, Ibiza, Madrid, Fuerteventura, Valencia, Roma-Fiumicino y Niza.

Noticias relacionadas

next