X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

negociación sobre el posible relevo del alcalde 

Fiscalía libra a Giménez del 'caso despido': ¿otro jugador en la partida?

14/03/2018 - 

ALICANTE. El caso despido ha dejado de ser caso para el concejal de Recursos Humanos, el socialista Carlos Giménez. La decisión de la Fiscalía de admitir el sobreseimiento solicitado por su defensa libera al número 3 de la lista con la que el PSPV-PSOE concurrió a las municipales de 2015 de la vitola de investigado que pesaba sobre él desde el pasado mes de octubre. La titular del Juzgado de Instrucción número 2 todavía debe oficializar ese archivo de las diligencias seguidas contra él -aunque no para el segundo investigado, el alcalde Gabriel Echávarri-, lo que despeja la posibilidad de que el también concejal de Desarrollo Económico y Contratación pueda desempeñar cualquier responsabilidad orgánica e institucional, sin la carga de estar bajo el escrutinio de la justicia.

Sin ir más lejos, ese fue el argumento por el que fue excluido de la nueva ejecutiva provincial del partido que preside el portavoz socialista en la Diputación y alcalde de Xàbia, José Francisco Chulvi, ahora salpicado por la controversia a instancias de una denuncia presentada por Ciudadanos (Cs) por un supuesto fraccionamiento de contratos (el mismo supuesto por el que ha sido procesado Echávarri). Esa exclusión ahora no tendría justificación posible, lo que conlleva que tampoco esté ética ni estéticamente inhabilitado para convertirse en candidato alternativo a la Alcaldía de Alicante en el caso de que no prospere la propuesta defendida por el primer edil: investir a la vicealcaldesa y número 2 de la lista del PSPV, Eva Montesinos.

Como ha publicado este diario, Echávarri anunció este lunes que sólo presentaría su renuncia en el caso de que se contase con el voto de quince concejales que resultan necesarios para que Montesinos le suceda en el cargo, cuando se dicte el auto de apertura de juicio oral firme contra él por el supuesto fraccionamiento de contratos del caso Comercio. Una circunstancia para la que sigue sin haber plazos concretos y que ha permitido a Echávarri ganar tiempo y superar otra situación adversa, sin tener que dejar el cargo. Hasta ahora, todos los grupos de la oposición han reprochado que Echávarri tratase de imponer condiciones sobre su marcha. Entre ellos, Guanyar ha rechazado que Montesinos pueda ser considerada como candidata de consenso, tras las decisiones impulsadas en la Concejalía de Urbanismo y su participación, directa o indirecta, en el polémico episodio del hallazgo de un dispositivo de grabación en el despacho de la concejalía.

La cúpula regional del PSPV y el sector mayoritario de la agrupación local respaldan la propuesta de Montesinos

Si ese rechazo de Guanyar o de cualquier otro grupo municipal persiste, ¿puede llegar a convertirse Giménez en el relevo de Echávarri? Por el momento, la hoja de ruta pactada por el primer edil con la cúpula autonómica del PSPV es que la vara de mando pase a manos de Montesinos como candidata natural. Según las fuentes consultadas, el sector alineado en torno al histórico dirigente socialista Ángel Franco, al que se atribuye el control de la mayoría de la agrupación local del PSOE, también comparte esa posición. Así que, por el momento, nada parece indicar que pueda producirse un cambio de criterio: Montesinos seguirá siendo la candidata socialista. Eso sí, Giménez -al que se considera vinculado a Franco- podría ahora ocupar ese papel en el caso de que fuese necesario, sin que se tuviese que dejar correr la lista hasta la número 4 de la candidatura, la edil de Hacienda, Sofía Morales.

Como ha contado Alicante Plaza, se da la circunstancia de que Morales podría ser la candidata que podría concitar el respaldo de los cinco concejales de Guanyar con mayor facilidad. La plataforma electoral que encabeza Esquerra Unida (EU) tampoco confía en Giménez en la medida en que se considera que estuvo negando el refuerzo de personal reclamado por varias de las concejalías que gestionaba Guanyar durante los dos años y medio en los que ostentó responsabilidades de gobierno. 

Noticias relacionadas

next