X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

reforma del plan de la medina

Fin al 'parking fantasma' del Casco Antiguo: Alicante expropiará las parcelas ocupadas sin pagar

18/04/2017 - 

ALICANTE. La Concejalía de Urbanismo y el Patronato de la Vivienda cierran un principio de acuerdo para regularizar el aparcamiento fantasma del Casco Antiguo. La solución: una reforma conjunta del proyecto urbanístico que permita pagar a los propietarios de hasta 11 parcelas que fueron ocupadas para desarrollar ese espacio público sin que nadie las expropiase previamente.

Fuentes municipales precisaron que, en principio, se deberá asumir un desembolso de unos 176.000 euros, en función de las tasaciones elaboradas sobre ese suelo. No es una suma desorbitada, pero sí podría llegar a dispararse en el caso de que los titulares de esas fincas optasen por acudir a los juzgados para reclamar una compensación por la invasión de sus propiedades. De hecho, algunos particulares ya lo han hecho (con sentencias a su favor) y otros se han vuelto a dirigir recientemente a la Concejalía de Hacienda para exigir el pago de la compensación que les corresponde. 

Como informó este diario, se trata de los terrenos liberados tras la demolición del antiguo colegio San Roque, en la plaza del Puente, y de otros inmuebles colindantes, situados en la calle Balseta, justo a espaldas del Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (MACA). El Patronato de la Vivienda, que elaboró el proyecto de reforma interior del área conocida como La Medina, llegó a tramitar una primera fase de ese proyecto para que se construyese el nuevo colegio San Roque, desplazado a otra parcela de la calle Villavieja.   

Sin embargo, no llegó a completar la segunda fase, en la que se preveía la construcción de unas 40 viviendas de promoción pública, y -hace dos años- asfaltó y acondicionó ese espacio para crear un aparcamiento al aire libre, con cerca de un centenar de plazas. Todo, sin tener en cuenta que nadie había llegado a adquirir la plena propiedad de las parcelas. 

Ninguna instancia municipal supervisó el desarrollo del aparcamiento ni comprobó si el suelo había sido adquirido con anterioridad 

El Patronato no lo hizo porque no está facultado para efectuar expropiaciones. Se limitó a emplazar a la Concejalía de Urbanismo para que las ejecutase. Pero Urbanismo no pudo hacerlo porque el proyecto que el Patronato había presentado no era correcto. Es más, llegó a solicitar su revisión sin que nunca llegase a corregirse. Ahora, ese proceso se abordará de forma conjunta. Hasta ahora, ninguna instancia municipal se había opuesto al desarrollo de ese aparcamiento sin la previa supervisión del proceso seguido para poder hacer uso de los terrenos en los que se habilitó. 

Como viene informando Alicante Plaza, la falta de control en las decisiones del Patronato es, precisamente, una de las cuestiones que se pretende atajar ahora con la reactivación de la comisión ejecutiva prevista en los estatutos, pero suprimida desde hace 12 años.   

next