X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

un contrato de 1,1 millones por dos años

FGV ve "inaceptable" la oferta de Indra y deja desierto el mantenimiento del peaje del Tram

28/09/2018 - 

ALICANTE. La empresa pública Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) ha decidido dejar desierto el concurso que convocó en junio para adjudicar el mantenimiento de los peajes de las estaciones del Tram en la provincia de Alicante. El motivo, que la única oferta recibida no cumplía los requisitos técnicos de la licitación. Curiosamente, la empresa que ha sido descartada no es ninguna novata en estas lides: la multinacional tecnológica española Indra.

El contrato se licitó el pasado mes de junio, para adjudicar el mantenimiento de la tecnología de acceso a las estaciones del Tram a lo largo de todo el trazado de las líneas que recorren tanto la capital como las localidades de las Marinas. El adjudicatario, según han explicado fuentes de la sociedad pública, debería encargarse de acudir a reparar cualquier avería en los tornos de acceso, los flaps, o las validadoras, entre otros elementos. La intención era adjudicar el contrato por dos años, con opción a una prórroga de otros dos años, por un máximo de 1,1 millones, IVA incluido.

No obstante, según la resolución publicada en la Plataforma de Contratación, el informe elaborado por los técnicos de FGV aconsejó rechazar la única oferta recibida, la de Indra, por no cumplir los requisitos técnicos exigidos. La propuesta de la multinacional española mereció 33,6 puntos en la parte técnica, por debajo del mínimo de 35 que exigía la licitación para ser tomada en consideración. Así, el informe considera "inaceptable" la oferta de Indra al no alcanzar la citada puntuación mínima.

De esta forma, el pasado 10 de septiembre la mesa de contratación de FGV propuso declarar desierta la adjudicación, y el director gerente de la firma, Andrés Sánchez Jordán, firmó la resolución en este mismo sentido la semana pasada. Según las fuentes consultadas, lo más probable es que este contrato vuelva a salir a licitación en el corto plazo, aunque quizá se adapte el pliego, visto que solo llegó una oferta y la propuesta técnica era inaceptable por su baja calidad.

Indra, presidida por Fernando Abril-Martorell y cotizada en el selectivo IBEX-35 desde 1999, es una de las dos grandes empresas que tiene previsto instalarse en el Distrito Digital de Alicante, tal como anunció el presidente, Ximo Puig, en el debate de política general. El pasado ejercicio, la firma alcanzó un beneficio de 127 millones de euros, tras facturar más de 3.000 millones de euros. Actualmente, la plantilla supera los 34.000 empleados en todo el mundo. En su futuro centro de Alicante, según Puig, la empresa aterrizaría con 60 puestos de trabajo para ir escalando hasta 200 en un año.

Noticias relacionadas

next