X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la juguetera alicantina da la vuelta a la crisis de hace dos años

Famosa ganó 2,1 millones de euros antes de anular por segunda vez su proceso de venta 

30/04/2018 - 

ALICANTE. El fondo norteamericano Sun Capital ha tenido que suspender su segundo intento de venta de la juguetera alicantina Famosa ante la crisis que atraviesan las grandes empresas distribuidoras del sector, tal como publicó este diario. Sin embargo, al menos la fábrica de las muñecas más conocidas del mercado ha logrado contener la sangría económica en la que se hundió hace dos años, y ya vuelve a dar beneficios.

El pasado diciembre, en pleno proceso, mientras algunos inversores analizaban el cuaderno de venta elaborado por el banco norteamericano Lazard, Famosa decidió difundir sus beneficios de 2017 para animar el interés. A través de un teletipo de la agencia Europa Press, la empresa que dirige la francesa Marie-Eve Rougeot aseguró que el ejercicio 2017 (la juguetera cierra sus años fiscales en agosto) había ganado 2,3 millones. El resultado final, en realidad, es algo inferior: según las cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil de Alicante, Famosa obtuvo unas ganancias netas de 2,1 millones de euros.

La llegada de Rougeot como consejera delegada para tomar el relevo de José de la Gándara ha logrado darle la vuelta como un calcetín a la juguetera alicantina. En 2015, la caída de las ventas de las muñecas tradicionales y el auge de las compras por internet (un canal que Famosa no contemplaba entonces) provocaron unas pérdidas de 31 millones de euros. Un año más tarde, los números rojos se redujeron a la tercera parte, 8 millones (con un incremento de facturación del 9%). Y el último ejercicio, Famosa volvió a incrementar su volumen de negocio hasta los 129,6 millones de euros, un 7% más, y por fin arrojó beneficios.

El informe de gestión del consejo adjunto a las cuentas señala que el incremento de las ventas de Famosa fue superior a la media del sector, "debido a la incorporación de nuevas líneas de productos con una buena acogida en el mercado internacional y el nacional". Según el informe, el 57% de las ventas de Famosa se producen en el mercado nacional, donde la empresa se consolida como líder por delante de Mattel y Hasbro, y el resto corresponde a exportaciones. En cuanto al resultado del ejercicio, el informe destaca que el Ebitda (el beneficio antes de amortizaciones, resultados financieros e impuestos) ascendió a 15,4 millones de euros. Como ha contado este diario, el cuaderno de venta prometía ebitdas positivos durante tres años.

Recuperados los números negros, el otro gran problema de Famosa sigue siendo la elevada deuda financiera, que Sun Capital tenía previsto reducir considerablemente antes de iniciar el proceso de venta anulado. Sin embargo, la firma sigue debiendo 69,5 millones de euros a los bancos (5,7 de ellos a corto plazo), frente a los 72 millones que debía al cierre del ejercicio 2016. Asimismo, en el pasivo del balance sigue figurando el préstamo de 20 millones concedido a la empresa por su accionista único, que vence en junio de 2021.

Por otro lado, Famosa ha logrado contener los gastos de explotación, como los de personal (pese a mantener la plantilla de 390 empleados, e incluso incrementarla en dos personas, según el informe): 18,2 millones de euros, frente a los 19,7 millones del ejercicio anterior. En otros gastos de explotación el importe se reduce hasta 32,8 millones frente a los 36 del año pasado.

Dos procesos de venta anulados

Sun Capital llegó a Famosa en 2010, por lo que ha cumplido ocho años ya como propietario de la firma. Un periodo excesivo para que un fondo esté en una misma firma, y que de hecho penalizará a los norteamericanos si finalmente logran vender la empresa, dado que ya no podrán acogerse a la fiscalidad reducida (hay un plazo de cinco años y una prórroga de tres, que ya han vencido). El fondo intentó deshacerse de su participación por primera vez en 2013, pero tuvo que cancelar el proceso de venta ante la falta de interesados. Según fuentes del mercado, el precio que pedía Sun Capital por la firma era excesivo para su capacidad de generar beneficios. 

A finales del año pasado lo volvió a intentar tras sacar a la firma de números rojos, pero esta vez ha sido la crisis que atraviesa el propio sector la que ha provocado que no haya interés en la venta. Así pues, Sun Capital tendrá que esperar a un mejor escenario para volver a intentar vender la fábrica más icónica del sector juguetero español.

Noticias relacionadas

next